IBM y Apple, en el punto de mira por una huelga en Shenzhen

Empresas

Los trabajadores protestaban por exceso de horas extra y malos tratos psicológicos. Ahora piden a las compañías que presionen a la fábrica.

Unos 1000 trabajadores de una planta de Shenzhen, en China, que fabrica componentes para dispositivos de Apple y IBM, se declararon en huelga el pasado martes. ¿La razón? Ser forzados a trabajar un tiempo extra excesivo, el tratamiento abusivo de los jefes, los despidos masivos y la falta de beneficios laborales en general.

La protesta iba dirigida directamente a Jingmo Electronics Corporation, su empresa, pero de forma indirecta se dirigían también a Apple e IBM. De hecho, desde la organización no gubernamental China Labour Watch pidieron a ambas compañías, así como a otros clientes de la fábrica, que asuman “su responsabilidad por el descontento de estos trabajadores y trabajen con la fábrica para que mejoren las condiciones de trabajo”.

CLW aseguró también que la queja principal de los trabajadores es que realizan “entre 100 y 200 horas extra al mes”, pero que Jingmo no les deja colocarlas en fin de semana porque bajo la legislación china tendrían que cobrar el doble por ellas. Además, los trabajadores se quejaban también por la alta tasa de accidentes laborales, los despidos masivos entre los empleados más antiguos, la falta de beneficios y el trato abusivo de los jefes.

La huelga ha parecido surtir cierto efecto, ya que la fábrica ya se ha comprometido a reducir la media de horas extra de los trabajadores y a permitirles trabajar en sábado, según recoge The Register. No obstante, desde CLW insisten en que los clientes de la fábrica deben ejercer también cierta presión, en especial Apple. “Urgimos a Apple en particular a que asuma su responsabilidad, ya que hay más de 300 trabajadores que trabajan en la línea de ensamblaje de su teclado”.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor