Indra duplicará su remuneración a accionistas

Empresas

El grupo tecnológico elevará durante este año su porcentaje del beneficio destinado a dividendos, desde el 35 hasta alrededor del 55 por ciento.

Indra duplicará durante el presente año la remuneración a sus accionistas, al destinar 57 millones a dividendos, frente a los 28 millones del ejercicio precedente, según figura en una presentación remitida por la compañía la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

De esta forma, el grupo tecnológico elevará su “pay-out”, porcentaje del beneficio destinado a dividendos, desde el 35 por ciento hasta alrededor del 55 por ciento. La firma espera asimismo lograr un crecimiento de entre el 9 y el 10 por ciento en sus ventas durante el presente año respecto a los 1.202 millones del ejercicio anterior y aumentar su rentabilidad operativa hasta alcanzar un margen ebit del 12 por ciento.

Indra subraya además las perspectivas “favorables” con las que podrá afrontar el medio y largo plazo, con oportunidades para lograr un crecimiento orgánico sostenible con “alta” rentabilidad y generación de “cash flor”. Igualmente, destaca su potencial de apalancamiento para realizar adquisiciones.

En concreto, la compañía estima que mantiene un “elevado” potencial para seguir creciendo a medio plazo “a tasas relevantes y superiores a las del mercado”, así como con mayor rentabilidad. Según explica, las bases más importantes sobre las que debe producirse este crecimiento son su oferta, ampliada y reforzada en los últimos años; un marco general favorable para el crecimiento de la demanda, principalmente de TI; así como el crecimiento de la demanda de soluciones y servicios de los principales clientes de la compañía, sometidos a procesos de internacionalización y presión competitiva.

El grupo señala que otro hecho que apoya esta proyección de futuro es su “importante” posición en segmentos de mercado con mayor crecimiento potencial, como los de seguridad, sanidad, justicia o administración pública electrónica, al tiempo que indica que el mercado internacional presenta un potencial de crecimiento superior al de los últimos ejercicios.

Indra cerró el pasado año con un beneficio neto de 104 millones de euros, lo que supone un incremento del 30 por ciento en comparación con las ganancias del ejercicio anterior. La cartera de pedidos alcanzó los 1.623 millones, lo que equivale a 1,35 veces las ventas del año.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor