Insectos robóticos para construir hábitats humanos en Marte

Empresas

Estamos desarrollando el programa I-SWARM aquí en casa, quiero decir en Europa (vamos, que ni tú ni yo ni entre mis cuatro paredes), destinado a crear pequeños robots que podrían usarse en la construcción de colonias humanas en Marte. Las pequeñas máquinas se dispersarían en enormes cantidades, trabajando de forma automática e independiente y también colaborando para formar robots mayores capaces de tareas físicas como eliminar piedras. Colonia en Marte… ¿No se os pone la carne de gallina con la velocidad a la que se aproxima la ciencia-ficción? O, por lo menos, la naturalidad con la que se habla de todo ello. Más detalles, después del salto.

El equipo (de casa) ha desarrollado ya el sistema hasta el punto en que 100 máquinas de un centímetro pueden trabajar juntas moviendo un obstáculo cuando uno de los robots encuentra su camino bloqueado. Ya hay dos tipos de robots distintos: el minúsculo de la imagen tiene sólo tres milímetros de longitud, se mueve por vibración, posee un sistema operativo de 8 k y una RAM de 2 k. El segundo es un robot mayor, de nombre Jasmine y con pequeñas ruedas.

Uno de los miembros del equipo afirma que se podría construir un hábitat antes de la llegada de exploradores humanos: “ahora sabemos que hay agua y polvo, de modo que lo único que necesitarían es algún tipo de pegamento para empezar a construir estructuras, como hogares para científicos humanos”.

Al parecer, el siguiente paso es la producción en masa de las diminutas máquinas, utilizando una técnica de doblado PCB similar al origami. ¡Ya queda menos para que pongamos un pie en Marte! O, mejor, un montón de diminutas patitas, pero menos da una piedra. — Rafa M. Claudín [ScienceDaily]

Autor: rmcdf
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor