Intel mejora la infraestructura de los centros de datos

Cloud

El fabricante TI permite satisfacer las crecientes demandas en rendimiento, junto con la gestión de los costes energéticos y del impacto medioambiental.

Combinación de la innovación

Intel ha mostrado una combinación de estrategias para permitir a las organizaciones salvar los retos que se presentan a la hora de utilizar energías sostenibles y que deben afrontar los centros de datos empresariales modernos. “Esta dinámica combina las principales innovaciones tecnológicas de Intel para permitir a los centros de datos satisfacer las cada vez mayores demandas en rendimiento, junto con la gestión de los costes energéticos y del impacto medioambiental”, asegura el fabricante.

Así, la combinación de las innovaciones en el diseño de transistores en 40 años – con la tecnología que supone la elaboración de procesadores con múltiples núcleos y el soporte a la tecnología para virtualización que ofrece Intel,- ha permitido a los directores de informática aumentar el rendimiento general de los centros de datos de gran densidad, reduciendo al mismo tiempo el consumo de energía para, de esta forma, mejorar el ahorro general de electricidad en dichos centros de datos. De hecho, la introducción de nuevos materiales para fabricar los millones de transistores a 45 nanómetros que componen un microprocesador ha reducido en un 30 por ciento el problema de los escapes de energía.

Con la introducción de la tecnología con múltiples núcleos y, especialmente, el lanzamiento del procesador Intel Xeon de cuatro núcleos serie 5300, Intel ha mejorado hasta en 1,5 veces el rendimiento, si lo comparamos con los resultados que ofrece el procesador Intel Xeon de doble núcleo serie 5100 de la misma potencia.

Por último, gracias al empleo de las prestaciones para virtualización incorporadas en las líneas de productos de Intel para mejorar la utilización de bienes , la compañía ha podido desarrollar una de las mejores combinaciones de los avances en microprocesadores, para ofrecer una estrategia sostenible a centros de datos diseñada para satisfacer las cada vez mayores demandas en rendimiento.

Intel añade al respecto que “sin estos avances tecnológicos en los centros de datos no podríamos disfrutar de transmisiones de vídeo en directo a través de Internet, o de las sofisticadas experiencias virtuales que nos proporciona la Red. Pero la consecuencia del soporte a servicios innovadores, a aplicaciones de gama alta y a complejos análisis de datos en centros de datos y al motor que impulsa todo este rendimiento, es un incremento previamente insostenible en el consumo de energía. Si añadimos a esto el cambio climático y los costes cada vez más elevados de la electricidad, podemos afirmar que todo ello nos estaba llevando a una situación en la que las preocupaciones derivadas del consumo de energía se estaban convirtiendo en una problemática importante para los directores de informática”.

Los avances de Intel en mejoras de rendimiento, reduciendo al mismo tiempo el consumo energético, han permitido a la empresa TI ofrecer un salvavidas a los centros de datos y así posibilitar a estas instalaciones para tareas críticas seguir ofreciendo soporte a las innovaciones durante muchos años más, añade la multinacional.

Virtualización

La tecnología para virtualización permite a aplicaciones y a sistemas operativos su consolidación en múltiples servidores, maximizando la utilización de los bienes existentes. Esto, a su vez, reduce el volumen de los servidores que se precisan para igualar el rendimiento, reduciendo así el consumo general de energía, además de evitar el desperdicio de energía producido por su infrautilización.

“Intel es el único fabricante de procesadores que incorpora tecnología para virtualización en toda su gama de productos, además de en su amplio ecosistema de socios y colaboradores, proporcionando la más amplia gama de soporte para software y hardware en estrategias para virtualización”, declara Intel.

Múltiples núcleos

La tecnología de Intel con múltiples núcleos se basa en la microarquitectura Intel Core, y proporciona “una increíble velocidad y una gran capacidad de respuesta a los segmentos de mercado que precisan contar con el mejor rendimiento”. Los servidores que funcionan con el procesador Intel Xeon de cuatro núcleos serie 5300 ofrecen nuevas posibilidades a las ciencias, al entretenimiento y a las aplicaciones empresariales, proporcionando una mayor capacidad para la virtualización del servidor que cualquier otra plataforma de servidores estándar, de gran volumen y con dos procesadores. Estos nuevos procesadores mejoran el rendimiento hasta en un 50 por ciento más alcanzando la misma temperatura y con el mismo coste que el procesador Intel Xeon de doble núcleo serie 5100 de la generación anterior, según informa la tecnológica.

El primer transistor de 45 nm en el mundo

La elaboración del primer transistor de 45 nm en el mundo permitió duplicar la cantidad de transistores que se pueden colocar en un único microprocesador, con unos transistores tan pequeños que podrían instalarse 30 millones de ellos en la cabeza de un alfiler. La tecnología de elaboración Hi-K a 45 nm de Intel también ha reducido las fugas eléctricas de estos nuevos transistores en un 30 por ciento, en comparación con la generación anterior a 65 nm. Esto se ha logrado mediante el empleo de nuevos materiales en el diseño de los transistores.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor