Jodie Foster tendrá que ir a China para seguir recibiendo llamadas de E.T.

Empresas

En “Contact”, película basada en la única novela del gran científico y divulgador Carl Sagan, la doctora Ellie Arroway trataba afanosamente de demostrar que no estamos solos en el Universo (“si así fuera, cuánto espacio desaprovechado”) escrutando las señales procedentes del espacio exterior desde el enorme radiotelescopio de Arecibo.

Hoy probablemente tendría que marcharse a China donde se está instalando un radiotelescopio de 500 metros de diámetro. Y aún hay más.

Casi dobla el tamaño de su predecesor.

El radiotelescopio de Arecibo aprovechaba un anfiteatro natural creado entre varias colinas en Puerto Rico dando lugar a una gigantesca antena de 300 metros de diámetro. En China después de la presa de las Tres Gargantas se han venido arriba y ya parece que son incapaces de hacer nada pequeño.

De hecho el radiotelescopio, denominado Telescopio de Apertura Esférica de Quinientos metros (FAST en su acrónimo en inglés), tiene un tamaño tal que las obras de montaje no concluirán hasta 2016. Además del gran tamaño también será uno de los radiotelescopios con mayor sensibilidad pudiendo alcanzar el triple de distancia en sus detecciones que el de Arecibo. Si hay algo ahí fuera no podrá esconderse. ─[ArXiv]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor