La catapulta del turismo Web

Movilidad

La selección de los paraísos vacacionales se convierte en motor del sector dado el perfil que van adquiriendo las Nuevas Tecnologías y el conocimiento del navegante.

Viajes, vuelos y reservas por Internet son las prioridades del español ahora que el periodo estival vuelve con fuerza. Un sector que se ve potenciado con la nada despreciable suma de 500 millones de euros a nivel nacional o, en otros términos, 200 euros por cada ciudadano, más de 30.000 de las antiguas “rubias”, para hacernos una idea.

El motivo de semejante alza es la facilidad con la que ya el usuario medio se sumerge en la Red, una buena noticia cuando menos ante la proyección que van adquiriendo las Nuevas Tecnologías, y la inmediatez con la que se puede informar sobre cualquier destino, además de los bajos índices económicos que supone el acceso al medio electrónico.

Los billetes de avión conforman el principal objeto del internauta, es decir, el encuentro de la comodidad en una misma transacción que no da lugar a desesperantes esperas; las reservas de hoteles, con fotos playeras o campestres incluidas, ocupan la segunda posición y, en tercer lugar, aparece el alquiler de coches, tan necesario si el interesado siente curiosidad por inmiscuirse de lleno en el paraíso elegido.

Así pues, la venta de CDs ve resquebrajado su prolongado liderazgo en la cesta de la compra española para abrir paso a la temporada de ocio y tiempo libre, ahora en el verdadero punto de mira de casi todos.

Sin embargo, y a pesar de lo dicho, las estafas electrónicas continúan ofreciendo engaños encubiertos a su propio ritmo aunque, eso sí, para eso está el consumidor Web, quien, con dos dedos de frente podrá defenderse de los timos del “tocomocho” exactamente igual que en otros sitios que no sean virtuales.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor