La cuerda de trepar y trepar y nunca acabar

Empresas

Parecía increíble que con la cantidad de ellos que hay sueltos por ahí aún no se hubiese desarrollado una máquina destinada a permitirles ejercitar su talento.

Hablamos de los trepas, especialistas en subir y subir y subir. Y eso es lo que ofrece esta máquina de ejercicio, la posibilidad de subir por una cuerda que nunca termina. Tu ascenso será infinito si así te lo propones. Y aún hay más.

El ejercicio de trepar por una cuerda que siempre nos las hacía pasar canutas en la clase de gimnasia se ha automatizado.

Ya no necesitas tener un muro altísimo con una buena maroma colgando de lo alto. Basta con disponer de unos 3 metros de altura para ubicar esta máquina de ejercicios que  consta de una cuerda que mediante unos mecanismos ingeniosos que seguro que se nos habrían ocurrido a cualquiera hace que la cuerda vaya deslizándose al mismo ritmo que el usuario “trepa”.

En realidad permanece en el mismo sitio y no es sino una traslación al sentido vertical del mismo principio de la cinta de correr.

Y con una innegable ventaja. En la cuerda tradicional si cuando estabas a 4 metros de altura flojeabas, te daba un tirón, te resbalabas… la caida era bonica. Con esta máquina no te juegas la vida.─Antonio Rentero [LikeCool]

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor