La existencia de nuevos nombres de dominios facilitará el phishing

CloudEmpresas

El anuncio del ICANN de que los nombres de dominios de primera nivel puedan acaba en prácticamente cualquier cosa preoupa a los expertos de seguridad.

Tras el anuncio por parte del ICANN, el organismo encargado de gestionar los nombres de internet, de incrementar los dominios de primer nivel genéricos, o gTLD, a partir del próximo año los expertos advierten que esto podría generar tanto un descenso en la venta de los dominios tradicionales, como un aumento de los incidentes de seguridad.

Actualmente hay 22 TLDs, entre los que se incluyen algunos tan familiares como .com, .net o .org, pero la decisión del ICANN permitirá que a partir del próximo año las organizaciones puedan crear cualquier TLD de hasta 64 caracteres, incluidas palabras genéricas, nombres de marcas  o sufijos regionales.

El anuncio del ICANN también generará un descenso de una práctica conocida como “registro defensivo” en el que las organizaciones registran TLD asociadas a sus marcas con el único propósito de impedir de sean utilizadas por los ciber intrusos, dice Marc Van Wesemael, director del registro .eu, que también explica que la mayoría de las organizaciones dejerán de registrar TLD con el propósito de proteger sus marcas porque la amplitud de posibilidades que generará la nueva ley de TLD hará que eso sea demasiado complicado y costoso.

Al mismo tiempo hay quien asegura que las empresas tendrán que pensar cuidadosamente en la protección de sus marcas. Además, el incremento de los TLD forzará a más organizaciones a utilizar tecnología para localizar a phishers porque la protección se amplía a un terreno más amplio, explican en V3.co.uk.

El phishing es un delito que busca conseguir los datos y contraseñas de los usuarios de manera fraudulenta, para lo cual el ciberdelincuente se hace pasar por una persona o empresa de confianza en una comunicación aparentemente oficial.

Un rápido estudio entre 150 empresas interesadas en aplicar la nueva ley muestra que el 92% de las mismas escogerán un nombre asociado a su nombre de marca, mientras que un 11% estarían interesadas en utilizar un nombre más genérico, como .hotel o .bank.

Conseguir un nuevo nombre de dominio tendrá un coste de 185.000 dólares; el plazo para su solicitud se abrirá a primeros de enero y se cerrará 90 días después, y no se espera que vuelva a abrirse hasta dos o tres años después. Los primeros nuevos TLD estarán activos en 2013 .