La informática que es capaz de sentir

CloudServidores

¿Es posible sentir un objeto mientras se está en otro lugar? Varias tecnologías se han planteado esta pregunta en la conferencia SIGGRAPH 2007.

La tecnología Hapti c, que explota el sentido del tacto, podría tener varias aplicaciones, según los investigadores, desde la telecompra al control robótico remoto para hacer juegos más inmersivos. Los dispositivos Haptics varían desde simples controladores de juegos con realimentación a brazos robóticos motorizados.

Gravity Grabber, desarrollado por Susumyu Tachi y otros en la Universidad de Tokio, ofrece una manera fácil de estimular el tacto utilizando un conjunto de motores y correas. El prototipo consiste en dos tubos anexos que se ajustan sobre el pulgar y el índice de una persona. Cada tubo tiene un par de motores situados en la parte superior y conectados a una correa que se envuelve alrededor de la punta del dedo. Los motores pueden mover el cinturón para producir la sensación de estar tocando un objeto, y producir también la sensación de estar sujetando algo pesado.

Kouta Minamizawa, que trabajó en el proyecto, ha señalado que algo tan simple y de bajo coste como el Gravity Grabber podría tener una perfecta aplicación en el mundo de los juegos.

Un dispositivo haptic más sensible diseñado por el equipo de Tachi especialmente para la manipulación remota es el llamado Haptic Telexistence y consiste en un gran controlador mecánico que se envuelve en la parte exterior de la mano del usuario y que se conecta a una mano “esclava” robótica de forma remota.

Cada yema del dedo en la mano esclava está cubierta con LEDs con una pequeña cámara detrás. La cantidad de luz que se refleja en la parte posterior de un objeto revela su sombra y cómo se sujeta de fuerte. Una fuerza equivalente se transmite a los dedos de l usuario a través de unas pinzas diminutas que generan una pequeña corriente de energía que estimula las fibras de los nervios.

Katsunari Sato, que trabaja en el proyecto afirma que esta “retroalimentación electro-táctil” es más sutil que otras técnicas alternativas como la vibración. Esta técnica puede desarrollar una sensación de textura e incluso, en principio, calor.

Otros investigadores también investigan la manera de transmitir tacto con estimulaciones eléctricas. Farzam Farbiz de la Agency for Science, Technology and Research in Singapore describe un proyecto que estimula los músculos del antebrazo para producir la sensación de golpear una pelota de tenis. Modulando la frecuencia y amplitud de las señales de desplegadas a través de los electrodos del brazo, su dispositivo imita las contracciones del músculo que se sienten cuando un brazo conecta con una pelota real. Por el momento, según admite Farbiz, las sensaciones no son muy reales, pero espera que mejoren cuando se entienda mejor el proceso.

Un intento poco usual de crear un delicado sentido del tacto artificial dio como resultado el Fibritus Tactile Sensor, creado por Satoshi Saga y sus compañeros en el Tohoku University de Japón.

El dispositivo consiste en plumas incrustadas en un gel de silicona montado sobre un dibujo a cuadros y con una cámara debajo. Al acariciar las plumas se coba el gel y se modifica la cantidad de luz que se filtra a través del dibujo que recoge la cámara. Posteriormente un ordenador calcula la presión que se ejerce sobre las plumas. Según Saga esta técnica podría dar a los robots una habilidad más humana para tocar y sentir.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor