La investigación antimonopolio sobre Google se extiende a Google+

CloudEmpresasRegulación

Las autoridades reguladoras americanas investigarán si los cambios introducidos en el buscador en los últimos días benefician a la red social y perjudican a la competencia.

Las modificaciones que Google ha hecho en su motor de búsqueda en los últimos días siguen trayendo cola. Tras las quejas de algunas empresas, como Twitter, la Comisión de Comercio Internacional de EE.UU (Federal Trade Commission) ha decidido tomar partido en el asunto e investigar si realmente los cambios suponen un abuso de posición dominante para la red social.

La investigación que la FTC ya tenía abierta sobre la compañía de la gran G -y que se inició en el mes de junio- se amplía ahora Google+, según han confirmado dos fuentes cercanas a la materia a Bloomberg.

Todo habría partido del Centro de Información de Privacidad Electrónica (Electronic Privacy Information Center), quien habría instado a la Comisión a ahondar en el problema en una carta publicada en su web el 12 de enero. En el escrito expresa su preocupación por “las prácticas comerciales” de Google.

El organismo evaluará si la compañía de Mountain View está dando preferencia a sus propios servicios en los resultados de búsqueda (algo que webs como Search Engine Land parecen haber corroborado) y si estas prácticas suponen una violación de las leyes antimonopolio.

Desde Google han remitido un e-mail algo ambivalente donde defienden la utilidad de sus cambios, aunque no mencionan expresamente la ampliación de la investigación de la FTC. “Creemos que nuestras mejoras en las búsquedas son en beneficio de los consumidores. Las leyes están diseñadas para ayudar a los consumidores a beneficiarse de la innovación, no para facilitar la competencia”, subrayó Adam Kovacevich, portavoz de la firma.

Pero esta no habría sido la única china en el zapato para Google en los últimos días. La empresa keniata Mocality, dedicada a los negocios locales, ha acusado a Google de servirse de su base de datos desde octubre y vender sus productos a los propietarios de sus negocios. Según el CEO de la firma africana, Stefan Magdalinski, el 30% de las empresas incluidas en su base de datos habrían sido contactadas. Desde Google ya han enviado una carta de disculpa.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor