La NASA, a punto de bombardear Australia

Empresas

Ya os hablamos el lunes de ese tanque tóxico que sobraba de la Estación Espacial Internacional y que fue arrojado hace un año contra la atmósfera a falta de una solución mejor. El tanque de más de 630 kilos cruzó el cielo finalmente a la altura de la costa australiana. Él no tuvo mucha suerte, pero los australianos y los abogados de la NASA sí. La reentrada tuvo lugar en el agua, lo que fue totalmente casual, y el tanque se deshizo en pequeñas partes al cruzar la atmósfera.

La NASA dijo ya que “no arrojaba cosas por la borda al azar” cuando hablaba de por qué habían soltado al azar el tanque, demasiado volátil para volver pacíficamente a la Tierra. Se cree que no llegaron al planeta piezas de más de 7 kilos, pero 7 kilos de metal “venido del espacio” sobre la cabeza de uno no debe de dejar espacio para muchas ideas. Todo lo que podemos decir es: Nasaboys, la próxima vez más cuidado o mejor puntería. — Rafa M. Claudín [Daily Mail]

Lea también :
Autor: rmcdf