La Sandía de la Muerte [Veredicto: no se ofusque con este terror gastronómico]

Empresas

El verano se resistía a abandonarnos, dado el calor que ha venido haciendo estos últimos días, pero ya tenemos que ir concienciandonos de que hasta el verano que viene se ha acabado lo bueno.

Quizá sería el momento oportuno de buscar en nuestro puesto favorito del mercado una sandía que aún quede en condiciones de servir de postre a una comida al aire libre. Pero antes de servirla en la mesa te vamos a proponer que pases un rato con ella sin que nadie te moleste, cojas un cuchillo y des rienda suelta a tus dotes de artesanía frutal con inspiración galáctica. Y aún hay más.

Nunca una sandía había presentado un aspecto más amenazador, nunca antes te había dando tanta pena tener que partirla, cortarla en rodajas y proceder a devorar su carnosa frescura.

Hablamos de la Sandía de la Muerte, pero no se trata de un alimento envenenado ni cuya digestión te vaya a causar problema alguno (salvo que te la tomes tú solito). El artista que ha cogido el cuchillo en una mano y en la otra la sandía de la foto está claro que sentía algo más que pasión por “Star Wars” y no ha encontrado mejor manera de desarrollar su afición.

Ahora puede que nos dé un poco de pena tener que reducir tan apetitoso fruto de la tierra a un montón de cáscaras mordisqueadas y chorreantes, pero a fin de cuentas ese imberbe granjero tampoco se paró a pensar en la gran cantidad de viudas imperiales que dejaba tras de si cuando se llevó por delante la Estrella de la Muerte. Los jóvenes son así, impetuosos e irreflexivos. ─[Arroz Clarico]

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor