La subasta de las maravillas y los horrores de Michael Jackson

Empresas

Michael Jackson necesita pasta. Mi niño. Si alguien quiere echarle una manita, la casa de subastas Julien organiza una en el Beverly Hills Hilton de Los Angeles en abril. Poca cosa, algunas bagatelas que el amigo de los niños ha reunido a lo largo del tiempo. Terroríficas y flipantes al mismo tiempo. Aquí tenemos la cabeza robótica de Moonwalker, todavía funcional al presionar un simple botón. Entre 2.000 y 3.000 dólares (entre 1.583 y 2.374 euros), nada menos. Nada, para un regalo del amigo invisible. También te puedes hacer con un simulador de vuelo de Sega, los guantes cuchilla de Eduardo Manostijeras, una cafetera Neverland una cafetera o su cochecito de golf a lo Peter Pan, entre otras cosas. Después del salto, puedes ver estas imágenes, muchas más en el enlace.

— Rafa M. Claudín [The Guardian]

Autor: rmcdf