La vulnerabilidad de las redes inalámbricas preocupa a las empresas

CortafuegosEmpresasSeguridad

Cloud computing, virtualización o movilidad son algunos de los factores que están influyendo en la reevaluación de las estrategias de seguridad TI de las empresas.

Un estudio europeo sobre los retos a los que se enfrentan las empresas en materia de seguridad realizado por Fortinet, ha puesto de manifiesto que la ampliación de la cobertura de seguridad y más rentabilidad son las dos mejoras que marcarán el futuro de las estrategias de seguridad en el entorno empresarial.

El estudio recoge las consultas realizadas a los decisores en materia de TI en empresas de Alemania, España, Francia, Italia, Países Bajos y Reino Unido.

La lucha frente a los ataques cada vez más sofisticados y el cumplimiento de normativas son los elementos más importantes a la hora de realizar un cambio estratégico en el área de seguridad. Aunque los que toman las decisiones TI se sienten igual de condicionados por nuevas tendencias como la cloud computing (18%), movilidad (16%) y virtualización (13%), identificadas como factores que influyen en la reevaluación de las estrategias de seguridad TI.

El estudio desvela que el 16% de las empresas europeas no dispone de una estrategia de seguridad, un porcentaje que en el caso de España crece hasta el 21%, y que además sólo un 60% (55% en el mercado español) han revisado sus estrategias en los últimos doce meses. Un tema crítico si se tiene en cuenta el creciente uso de smartphones y tablets en el entorno corporativo. Precisamente en lo que respecta a los móviles, un 88% de las más de 300 empresas encuestadas aseguran que tienen en cuenta la seguridad móvil dentro de su estrategia TI. En España un 17% de las empresas no dispone de una estrategia de seguridad móvil específica y además un 49% consideran que es responsabilidad del propietario del terminal.

Las redes inalámbricas son el elemento más vulnerable para el 51% de las empresas españolas, seguido de la infraestructura de red y de las bases da de datos. En Europa las redes inalámbricas también son el elemento más vulnerable, seguido de las bases de datos y la infraestructura de red.

El estudio de Fortinet también pone de manifiesto que el 50% de las empresas, 40% en el caso de España, están utilizando o tiene previsto hacerlo, un firewall con control de aplicaciones.

Finalmente destacar que el 69% (70% en España), dispone de elementos de seguridad consolidados con el objetivo de reducir costes, tener una gestión simplificada y una mayor seguridad, que precisamente son los elementos diferenciadores de la propuesta empresarial de Fortinet. En el mercado español un 55% de las compañías consultadas ya han puesto en marcha un proyecto de consolidación de seguridad de red y mantendrán esa línea.

Lea también :