Las femtoceldas superan en número a las estaciones base tradicionales

EmpresasMovilidad

En lo que va de año el número de femtoceldas se ha incrementado hasta los 2,3 millones de unidades, lo que demuestra la madurez de la tecnología.

El número de femtoceldas que se utilizan en todo el mundo para mejorar la cobertura telefónica en áreas con una señal pobre ha superado al número de estaciones base tradicionales gracias a un aumento de la demanda de esta tecnología.ç

Desde primeros de año el número de femtoceldas se ha incrementado hasta los 2,3 millones, y ya hay 31 operadores que están ofreciendo la tecnología como parte de su portfolio. El año pasado acabó con 1,6 millones de femtoceldas instaladas y 19 operadores trabajando con la tecnología.

En la práctica una femotcelda es una estación base pequeña diseñada para mejorar la cobertura en hogares y empresas, y que se conecta a la red del proveedor de servicio a través de una conexión de banda ancha.

Desde el punto de vista de los operadores las femtoceldas no sólo les permite extender su cobertura en interiores, sino liberar canales de comunicaciones en las estaciones base cercanas a ella. De cara al usuario, no sólo se aprovecha de esa mejora de la cobertura, sino que representa la alternativa fijo-móvil porque los servicios móviles se redirigen a través de una red fija de banda ancha.

En junio del año pasado Vodafone se convirtió en la primera operadora en traer las femtoceldas a España, con un precio de 15 euros al mes por el servicio. Fabricada por Huawei, la femtocelda de Vodafone permite la conexión de hasta 32 equipos, móviles o módems 3G, aunque sólo cuatro simultáneamente, con un radio de cobertura de unos 25 metros.