Legacy of Kain: Defiance

Workspace

La saga de Soul Reaver tiene un nuevo episodio. Defiance llega al lector
de nuestras Playstation 2 siguiendo fielmente el camino de sus
predecesores, pero con mejoras técnicas.

Soul Reaver fue ya hace unos años un éxito tanto en las consolas como en

ordenadores personales. Su secreto era una sabia mezcla de acción,

combates sangrientos, exploración de grandes mapas y sobre todo, una

historia intrigante y que empujaba a seguir avanzando aunque solo fuese

por ir revelando sus oscuros detalles.

Legacy of Kain: Defiance

hace honor a sus predecesores, con más de lo mismo solo que con algunos

cambios, mayormente para bien, aunque con algún cambio de filosofía que

puede resultar algo molesto.

Lucha mano a mano

Los

seguidores de esta saga estarán familiarizados con los dos protagonistas

de este episodio: Kain, el señor vampiro poderoso e inmisericorde y

Raziel, el angel de la muerte que cosecha almas al tiempo que busca

venganza. Durante el trascurso de las diferentes partes del juego, se

han ido aprendiendo más detalles acerca de la verdadera historia de

estos vampíricos personajes, y Defiance resultará también revelador en

ese aspecto. En esta ocasión tendremos la oportunidad de jugar con ambos

personajes, intercalándolos en el desarrollo del juego. Ambos tienen

habilidades similares (familiares para los que hayan disfrutado de las

partes anteriores) y ambos también van equipados con su siempre eficaz

segadora de almas y con una buena dosis de mala uva.

La filosofía

general del juego se mantiene: tenemos que explorar a diestro y

siniestro, eliminando enemigos, resolviendo puzzles, y en ocasiones

haciendo alardes de agilidad al más puro estilo de juego de plataformas.

El aspecto jugabilidad puede resultar a veces un poco irritante: si bien

el combate con la ya clásica segadora de almas resulta ágil, divertido y

bastante salvaje (para seguir con la tónica habitual de la serie), los

desarrolladores han optado por implementar las vistas de cámara fija en

los diferentes decorados en vez de la clásica visión en tercera persona.

Esto, si bien en un principio no debería ser un problema, en ocasiones

se convierte en algo bastante irritante, especialmente en las

situaciones en las que prevalece más el factor plataformas del juego, ya

que requieren un buen control del espacio que visualizamos en cada

momento.

Gráficamente el juego es bastante espectacular: ambos

personajes tienen un modelado detallado y dinámico, los enemigos también

resultan gráficamente atractivos (aunque luego solo nos servirán como

blancos de nuestra ira o simplemente como alimento). Los decorados son

grandes, detallados y siempre con un toque oscuro (nota especial al

inframundo, donde han conseguido reflejar un lugar de pesadilla).

El sonido es también excelente, con buenos doblajes, música de

acompañamiento de calidad y sonidos de fondo que en ocasiones pueden

poner los pelos de punta. Es de agradecer la calidad del doblaje al

español.

En resumidas cuentas: Defiance hará las delicias de

los que ya conocen esta saga, aportando nuevos datos sobre la intriga

que rodea esta truculenta historia. Combates feroces, sangrientos y que

dejan puerta abierta a la creatividad destructiva, aderezarán los

avances e investigaciones de estos dos oscuros personajes.

Julio Canto

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor