Los chips embebidos se convierten en la clave del futuro de Internet

ComponentesWorkspace

Durante el Intel Developer Forum ha quedado claro que los chips embebidos harán posible que Internet esté disponible en todas partes.

Habrá una explosión en el uso de Internet, con 15.000 millones de dispositivos conectados para 2015, ha comentado Pat Gelsinger, vicepresidente de Intel, durante una conferencia del Intel Developer Forum que estos días se celebra en San Francisco.

Los sistemas conectados a Internet incluirán sistemas de información y entretenimiento en coches, dispositivos de navegación y hardware asociado a sitios públicos, como centros de salud y sistemas de tráfico. Y estos dispositivos se verán animados por chips embebidos de bajo consumo, destacaba Gelsinger.

Intel quiere aprovechar la oportunidad de este mercado, donde la compañía no tiene una gran presencia con nuevos diseños y productos. La compañía ya ha dicho que está desarrollando chips embebidos de bajo consumo basados en la arquitectura de Atom para dispositivos como teléfonos móviles. Intel ha desarrollado Atom para, por ejemplo, los portátiles de bajo coste, utilizados para tareas básicas como el correo electrónico o navegar por Internet. También trabaja en una nueva plataforma llamada en clave Moorestown, que incluye un SOC (system-on-chips) denominado Lincrosft que incluye gráficos, vídeo y memoria en un único chip. Se espera que Moorestown se lance en 2009 o 2010.

No obstante, hace falta que se produzcan una serie de cambios en términos de fiabilidad, consumo de energía y vida de estos chips, según ha destacado Gelsinger. Por ellos, Intel está trabajando en encoger el tamaño de los chips y reducir el consumo de energía de sus SOCs.

El uso de la arquitectura x86 en sistemas embebidos podría animar a más desarrolladores a crear software para chips especializados. De hecho, según Gelsinger ya hay una gran cantidad de programadores desarrollando software para sistemas basados en Intel.