Los fabricantes de GPS buscan cómo reorientar su negocio

Empresas

La popularización de los programas de navegación en los móviles hace que Tom Tom, Garmin y otros fabricantes tengan que replantearse su modelo de negocio, ya que las ventas descienden mes a mes y las previsiones son poco halagüeñas.

Cada vez se venden menos GPS y las empresas que los fabrican lo saben. Garmin ha anunciado que en el mercado norteamericano las ventas caerán un 25% y en el europeo, un 10. Tom Tom, otro de los principales fabricantes, augura un descenso de las ventas mundiales entre el 15 y el 20%… y eso sólo para este año.

La popularización de los programas de navegación en tiempo real en los teléfonos móviles y la de las herramientas de mapas en los coches tienen la culpa. Aunque se pueda vender software, cada vez se comercializan menos dispositivos, y los fabricantes empiezan a buscar la forma de reorientar su modelo de negocio.

Hay que buscar nuevas formas de ingresar para lograr beneficios. El consejero delegado de TomTom, Harold Goddijn, apuesta en este sentido por dotar a los GPS de ese halo “especial” que tienen las tabletas y teléfonos inteligentes, que les hacen más atractivos.

Por otro lado, el giro tiene que pasar por vender más software, más servicios de mapas y tráfico en directo. Además, en convertirse en los proveedores de las casas automovilísticas para integrar los dispositivos de navegación en el salpicadero de los automóviles. Justo para esto es para lo que Garmin compró la compañía alemana Navigon, especialista en la integración de GPS en los coches. En la actualidad su facturación ya supone el 50% de lo que ingresa Garmin, según apunta Reuters.

TomTom en este sentido tiene acuerdos con Renault, Fiat y Mazda, pero la compañía quiere más. Además, la crisis hace que no se vendan tantos coches, por lo que no es la solución mágica la venta de GPS integrados.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor