Los fallos de mantenimiento causan pérdidas de hasta un millón de dólares

Empresas

Una encuesta desarrollada por Intentia revela que el 85 por ciento de las empresas considera crítica la aplicación de estrategias de mantenimiento preventivo.

Intentia, multinacional sueca especializada en soluciones integradas de gestión y aplicaciones e-business, acaba de hacer públicos los resultados de su segunda encuesta EAM (Enterprise Asset Management), que analiza las estrategias de mantenimiento de equipos implantadas por las empresas industriales y sus resultados. El estudio revela que los fallos de mantenimiento causan pérdidas de producción que se sitúan entre los 50.000 dólares anuales (más del 50 por ciento de los casos analizados) y el millón de dólares (en un 7 por ciento de las compañías encuestadas).

Más del 85 por ciento de las empresas consultadas coincide en que las estrategias de mantenimiento preventivo, destinadas a prever y paliar fallos en la cadena de producción y suministro, redundan en mayor capacidad de producción, mientras que cerca de dos tercios ve en estas estrategias claras ventajas competitivas. Es sorprendente, sin embargo, que cerca de la mitad de las empresas que han participado en la encuesta dedique a actividades de mantenimiento tan sólo el 10 por ciento de su Presupuesto de Operaciones, según explica Intentia. Además, cerca de dos tercios de estas organizaciones admiten destinar menos de la mitad de sus inversiones en mantenimiento a acciones de prevención.

“Las estrategias de “fix when broken” (reparar cuando se ha estropeado) constituyen la nota predominante en casi la totalidad de las compañías consultadas, pese a que todas admiten encajar elevados costes anuales por no prestar la atención necesaria a acciones preventivas”, añade el grupo.

En cuanto a los “parones” que han sufrido las empresas encuestadas por defectos de mantenimiento, más del 15 por ciento de las compañías reconoce haber padecido interrupciones en la cadena de suministro y producción de más de 90 horas. De hecho, entre los problemas que impiden una correcta estrategia de mantenimiento preventivo, basada en aplicaciones de software especialmente diseñadas para este propósito, las compañías consultadas reconocen una falta de comunicación entre los responsables de las líneas de producción. Este problema ha crecido un 10 por ciento respecto a la anterior encuesta EAM, concluye Intentia.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor