Los precios de los chips de memoria se disparan

Workspace

La escasez de chips de memoria está haciendo que su precio aumente a una
velocidad no vista desde hace cuatro años.

Previsiones equivocadas

Los problemas de producción unidos a diversos cambios por parte de los

fabricantes han creado una inesperada escasez de chips en todo el mundo.

Por ello, los precios han aumentado en más de un 70 por ciento durante

este año, algo inusual para lo que es un periodo de calma para la

industria después del tradicional sprint de final de año.

Los

beneficios para los fabricantes de chips de memoria están aumentando, al

igual que el precio de sus acciones, sobre todo desde que los analistas

predicen que los precios de las memorias se mantendrán altos durante

todo este año.

Esto supone un fuerte contraste respecto a las

previsiones de los analistas de finales de 2003, cuando pronosticaron

que los precios se reducirían durante el primer trimestre de este año

como consecuencia de que las nuevas tecnologías de producción

incrementarían las existencias.

Pero el hecho es que algunos

fabricantes han tenido problemas a la hora de utilizar las últimas

tecnologías de producción y además han tenido que pasar de fabricar las

tradicionales memorias informáticas a las memorias flash utilizadas en

los teléfonos móviles y cámaras digitales, cuya demanda aumenta mes a

mes.

Esta tendencia se ha confirmado después de dos anuncios

hechos en Japón esta semana. Por una parte, Toshiba dijo que había

aumentado su inversión para una nueva fábrica de memoria flash en un 35

por ciento, con el fin de satisfacer la creciente demanda, mientras que

Renasas Technology, el tercer mayor fabricante de chips, ha anunciado

que tiene previsto aumentar su producción seis veces en dos años.

Renesas es una joint venture, o sociedad conjunta, entre Hitachi y

Mitsubishi.

Aumenta la demanda de PCs

Powerchip es el mayor fabricante de Taiwan de chips DRAM (Dynamic Random

Access Memory), el tipo de memoria más común. Los ordenadores personales

utilizan el 80 por ciento de los chips DRAM que se producen.

El

precio de un chip DRAM de 256MB, el estándar de la industria, es de 6,53

dólares por unidad, frente a los 3,70 dólares que costaba a principios

de este año. A finales de 2003 los analistas esperaban que los precios

cayeran por debajo de los 3,30 dólares.

Este aumento de precio es

el más rápido desde el terremoto que sacudió Taiwan en 1999, según los

analistas, y no parece que vaya a detenerse. “Los precios de los chips

DRAM permanecerán firmes durante este año y los próximos”, ha señalado

Yu Chang-Eyun, analista de BNP Paribas Peregrine en Seúl.

La

demanda de los chips de memoria flash que, a diferencia de los DRAM,

retienen su contenido aun cuando el dispositivo se han apagado, es tan

fuerte, que los fabricantes de chips están pasando una parte importante

de su capacidad de producción DRAM a la producción de flash.

Según los analistas, Samsung Electronics, el mayor fabricante de chips

de memoria del mundo, ha recortado la producción de DRAM hasta el 60 por

ciento respecto al 80 por ciento de su producción total de memorias de

hace un par de años, mientras que ha aumentado la producción de chips de

memoria flash un 35 por ciento.

Con el objetivo de aumentar la

producción algunos fabricantes de chips han estado esforzándose por

adoptar tecnologías que redujeran la circuitería que integra los chips

desde los 130 nanómetros a 110 nanómetros ó 0,11 micras. Esta tecnología

reduce el tamaño del chip y aumenta la eficacia de la producción, ya que

sobre una misma oblea de silicio se pueden fabricar más chips. Sin

embargo, esta tecnología es complicada y todavía tendrá que pasar algún

tiempo hasta que todos los fabricantes la utilicen a pleno rendimiento.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor