Los smartphones se abren paso en las PYMEs españolas

CloudEmpresasStartups

El portátil sigue siendo la “tecnología de movilidad” preferida para acceder a programas empresariales, aunque el smartphone se acerca para navegar o consultar el correo.

Las TIC van poco a poco abriéndose paso en las PYMEs españolas y, con ellas, las llamadas “tecnologías de movilidad”: es decir, el uso de smartphones, tablets, netbooks y otros dispositivos móviles. Y, según muestra el Especial Tecnologías de Movilidad elaborado por Fundetec y la Dirección General de Industria y de la PYME (DGIPYME), estas tecnologías de movilidad están ya en el 48% de las PYMEs españolas.

Esta cifra supone un crecimiento interanual del 12,4%, aunque la penetración de estas tecnologías no es igual en todos los sectores: va de la mano con la penetración de las TIC. Es decir, los sectores más tecnificados, como el logístico, presentan un mayor uso de tecnologías de movilidad (el 95% en este caso). En la parte alta de la tabla están también el sector agroalimentario (77%), los instaladores de telecomunicaciones (75%) y la ingeniería de consulta (74%).

El sector logístico es también donde los smartphones han logrado una mayor penetración: según el informe, el 94% de las PYMEs de ese sector utilizan smartphones, un salto del 49% con respecto al año pasado. Pero el smartphone no ha crecido solo en ese sector, sino que ha sido el dispositivo cuyo uso ha aumentado más en las pequeñas y medianas empresas en general.

A pesar del crecimiento del uso del smartphone, el portátil es todavía el dispositivo preferido para todas las tareas, tanto las que suponen acceder a sistemas corporativos (realizar operaciones comerciales o procesos empresariales, consultar stocks, elaboración de presupuestos…), como otros usos como acceder a Internet o consultar el correo electrónico. En este último caso, no obstante, el smartphone ya está cerca de alcanzar al portátil en muchos sectores.

¿Qué requisitos exigen las PYME a estas tecnologías de movilidad? Como es lógico en situación de crisis, el precio es un factor clave. Tras eso, depende del sector: el logístico, agroalimentario y el comercio minorista, por ejemplo, necesitan también facilidad en el acceso a Internet, mientras que el hotelero o el del turismo rural destacan el acceso remoto a información corporativa.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor