Medal of Honor del mundo real: galardonado por devolver al enemigo una granada activada

EmpresasInnovación

Arthur Perry probablemente no sea tan famoso como Soap MacTavish, el sargento Kamarov pero también ha sentido la llamada del deber (call of duty, en inglés) y tampoco ha luchado en la Segunda Guerra Mundial como Jimmy Patterson, pero ello no le ha impedido hacerse acreedor de una medalla de honor (medal of honor, en inglés).

El propio Presidente de los Estados Unidos de América, Barack Obama, se la ha impuesto por su heróica azaña propia de un videojuego de guerra. Y es que Arthur Perry estaba un día tan tranquilo en la guerra (que diría Gila) cuando le cayó al lado una granada lanzada por el enemigo. No vaciló ni un segundo en agarrarla y devolvérsela de un certero lanzamiento. Nos gustaría enseñaros el vídeo de ese momento pero tras el salto sólo hemos podido incluir el del histórico momento en que recibe una condecoración que sólo ha ganado otro hombre desde la Guerra de Vietnam. Y aún hay más.

Arthur Petry se encontraba con su pelotón destinado en Afganistán recibiendo un fuerte ataque enemigo.

El edificio en el que se encontraba estaba siendo hostigado por disparos incesantes de AK-47, el cuerno de chivo, apoyado por su compañero el soldado de primera Lucas Robinson. Ambos recibieron impactos de bala, Petry en las piernas, Robinson en el torso. Sus compañeros les proporcionaban fuego de cobertura desde un edificio próximo. El sargento Daniel Higgs se desplazó para comprobar el alcance de las heridas. En ese momento una granada lanzada por el enemigo cayó junto a ellos, a 10 metros, explotando y haciéndoles tambalearse por la onda expansiva.

Unos segundos más tarde cae una segunda granada, esta practicamente a los pies de los tres soldados. En palabras del propio Petry “tuve tiempo de visualizar la granada y darme cuenta de que no teníamos más de 4 segundos hasta la detonación. Pensé que si tenía tiempo de verla tenía tiempo para darle una patada, arrojarla lejos”.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=rpwCY9VgTpQ&feature=player_embedded[/youtube]

La cogió y la arrojó pero aunque tuvo tiempo de salvar su vida y la de sus compañeros no tuvo el suficiente como para salvar su propia mano, pues la granada explotó nada más lanzarla.

Tras una leve convalecencia y dotado de una mano artificial, Petry se reenganchó con los Rangers y volvió a Afganistán a prestar otros 8 años de servicio. Eso es lo que le ha hecho acreedor de la Medalla de Honor que en el vídeo vemos como le impone el Comandante Supremo de los ejércitos estadounidenses, galardón que solo otra persona había recibido desde la Guerra de Vietnam. ─[Army via The High Definite]

 

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor