Mesa-monolito: frío metal para ti y otros nueve amiguitos

Empresas

Kubrick, unos cuantos monos, algún que otro astronauta trasnochado y miles de fans de las películas de ciencia ficción se han pasado años intentando dirimir qué era en realidad ese manido monolito que aparecía por todas partes cuando la humanidad estaba a punto de dar un salto evolutivo. El diseñador Gioia Meller Marcovicz ha resuelto por fin la incógnita. Se trata de una estructura de acero inoxidable que se transforma en una extensa mesa de comedor de 2,5 metros de largo y diez sillas. El contener este mobiliario en un gran bloque de metal quizá no resulte demasiado funcional, pero si útil para vacilar a tus colegas cuando les invites a cenar y pidas que te ayuden poniendo la mesa. Más imágenes tras el salto.

— Alberto Payo [Book of Joe]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor