Microsoft se vuelve a enfrentar a la distribución ilegal de software

Empresas

La compañía de Redmond ha denunciado a veinte proveedores estadounidenses que podrían haber participado en la carga de programas sin licencia válida.

El gigante informático Microsoft ha presentado una veintena de querellas contra diferentes proveedores que podrían estar implicados en la distribución ilegal de software en EEUU, que se suman otras presentadas a principios de verano contra empresas por causas similares.

Las acciones han sido presentadas contra compañías que presuntamente distribuyeron software pirateado, así como otros componentes, o bien participaron en la carga de programas sin licencia válida en productos informáticos.

Esta última práctica consiste en instalar programas piratas en ordenadores que luego se venden a empresas y particulares, sin que éstos conozcan su procedencia.

Las acciones legales han sido interpuestas contra compañías en Connecticut, Florida, Georgia, Kansas, Nueva Jersey, Nueva York, Ohio, Oregón y Texas.

La empresa estadounidense cuenta con un programa para detectar irregularidades en la distribución de sus productos, llamado “Mystery Shopper” (Comprador Anónimo).

Con todo, el pasado año, detectives contratados por Microsoft visitaron más de 4.300 puntos de venta de software de España, aproximadamente un tercio de los existentes. La compañía aseguró que en 1.766 de ellos, es decir, en el 41 por ciento de las tiendas, se podían comprar programas ilegales o bien éstas instalaban las copias piratas que proporcionaba el comprador.

De ellas, cerca de 400 distribuidores continuaron con dichas prácticas, por lo que Microsoft llegó a amenazar con acciones judiciales.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor