National Geographic cuela una minicámara en una tumba maya que llevaba 1.500 años oculta

Empresas

Desde aproximadamente el año 500 después de Cristo llevaba esta tumba de Palenque (México) tan tranquila sin que el ser humano perturbara la paz y el recogimento del enterramiento.

Oculta por la jungla y enterrada por el paso de los siglos, gracias a la tecnología de las microcámaras podemos vislumbrar el interior de este monumento funerario ya que la cámara que recogió las imágenes del interior tenía tan solo 4×6 cms. Y aún hay más.

Como si se tratase del Pozo de las Almas de “En busca del Arca Perdida” solo que en esta ocasión no era Indiana Jones quien se descolgaba sino una pequeña minicámara.

Hacía 12 años que se conocía de la existencia de esta tumba pero solo recientemente se pudo practicar una pequeña abertura por la que descolgar una diminuta cámara que nos trajese al exterior una imagen de lo que se ocultaba. Los arqueólogos no podían acceder porque la frágil integridad estructural de la construcción podría haber puesto en peligro sus vidas. Ahora sabemos qué hay dentro (tampoco es que haya mucho) gracias a la tecnología que consigue cámaras lo suficientemente pequeñas. Lo siguiente será, probablemente, un robot, y estaremos aquí para contarlo. ─[National Geographic]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor