Nokia Lumia 800

ComponentesMovilidadWorkspace

Probamos el primer teléfono Nokia con sistema operativo Windows Phone que ha llegado al mercado.

El pasado mes de febrero Nokia selló una alianza histórica de colaboración con Microsoft, y el primer fruto que materializa ese acuerdo es el nuevo teléfono Nokia Lumia 800.

Tras haber sido presentado en el pasado Nokia World que se celebró en Londres durante el mes de noviembre y al que asistió ITespresso, hemos podido tener el dispositivo en nuestro laboratorio de ánalisis durante unas semanas.

La primera impresión debemos reconocer que es bastante más positiva de lo que pensábamos en un principio. No pasa nada por admitirlo. Los últimos teléfonos Nokia nos habían dejado un poco fríos pero hay que señalar que el Lumia 800 rompe con todo lo que habíamos visto antes con sello de la casa finlandesa.

Bueno, todo no. La apariencia externa del teléfono es de categoría superior. El diseño externo, curvado, recuerda ligeramente al Nokia N8, teléfono que se presentó precisamente en el Nokia World de 2010, hace poco más de un año.

El dispositivo está fabricado en policarbonato, que es un material muy resistente. Además, está compuesto de una única pieza, y dentro se ensambla toda la circuitería del teléfono. Su tacto, además, es extraño, distinto a cualquier otro dispositivo del mercado, pero hay algo que te invita a tocarlo. Es un diseño a todas luces atractivo.

La pantalla es amoled de 3,7 pulgadas y está colocada directamente encima de la pieza de policarbonato. Al estar fabricada con Gorilla Glass curvado es mucho más brillante que el resto de teléfonos que hay en el mercado. Las imágenes de la pantalla proporcionan sensación de profundidad, gracias a este tipo de material.

A nivel técnico, el teléfono lleva un procesador snapdragon 8255 de 1,4 GHz, con tarjeta aceleradora de hardware y procesadora gráfica.

Otro de sus puntos fuertes es la cámara de 8 megapíxeles con óptica Carl Zeiss que incorpora. Si bien es cierto que tiene menor resolución que la del N8 –que se vanagloriaba de ser el móvil con la cámara más potente del mercado: 12 megapíxeles- al ser super gran angular ofrece una calidad incluso mayor que la del dispositivo que se presentó el año pasado.

Además, el terminal permite la reproducción de vídeo en HD y posee una memoria interna de 16 GB. Como la plataforma Windows Phone no permite la introducción de memorias microSD, Nokia resuelve este problema echando mano de la nube. El usuario dispone de hasta 25 GB extras gracias al servicio SkyDrive de Microsoft.

En cuanto a sistema operativo, el usuario fiel de Nokia, acostumbrado a Symbian, tendrá que cambiar el chip y adaptarse a Windows Phone, aunque ciertamente no le será difícil.

La experiencia de uso del software de Microsoft es enriquecedora y permite una navegación rápida por Internet, así como un acceso rápido a las principales funciones del teléfono, al tiempo que conocer las novedades del correo, el sistema de mensajería y las principales aplicaciones sin tener que entrar a ellas.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor