Los grandes duelos de las empresas tecnológicas en los tribunales

EmpresasRegulaciónWorkspace

Las firmas tecnológicas están protagonizando una disparatada carrera por presentar demandas de la que ni Mark Zuckerberg o Steve Jobs están a salvo

Los gabinetes jurídicos de las grandes firmas tecnológicas se han convertido en uno de los sectores que mejor están soportando la crisis económica. Al menos eso parece atisbarse a tenor de su intensa actividad que, lejos de reducirse, se ha multiplicado durante los últimos meses a base de presentar y recibir demandas, algunas de ellas realmente sorprendentes.

Una de las firmas que más pleitos está protagonizando es la omnipresente Apple, empeñada en preservar a toda costa la singularidad de sus diseños, la nominación de sus productos o la imagen de su logo, e incluso de su ya desaparecido líder.

Precisamente el cofundador y antiguo CEO de la multinacional de la manzana, Steve Jobs, ha protagonizado la última demanda del gigante estadounidense, tras ser resucitado por la firma china InIcons a través de un pequeño muñeco articulado que no ha gustado nada a los abogados de Apple. Tanto es así, que han presentado una demanda contra la juguetera asiática por considerar que la comercialización del muñeco no solo viola su copyright, sino que además supone una ofensa criminal contra su histórico consejero delegado.

Contrario a esas acusaciones se ha mostrado Tandy Cheung, CEO de InIcons, quien ha justificado el muñeco como un homenaje al “genio, gran inventor y visionario” que fue Jobs, para alegar acto seguido que su compañía seguirá adelante con la venta del juguetito, anunciado en la web de la firma china a un precio de 99 dólares (algo más de 77 euros) y disponible en suelo estadounidense a partir del próximo mes de febrero.

En este sentido, Cheung ha reconocido que Steve Jobs es un personaje famoso, pero también ha recordado que en ningún caso se trata de un producto y, por tanto, Apple no tiene ningún derecho sobre él o su imagen, ya que a su entender no existen leyes de copyright “para proteger a las personas normales”.

Sea como fuere, lo cierto es que llueve sobre mojado y los antecedentes no son nada propicios para la juguetera china. De hecho, hace poco más de un año que Apple fue capaz de paralizar la comercialización de otras figuras que representaban al propio Jobs por parte de una empresa de Hong Kong, lugar en el que también tiene su sede InIcons, al considerar que utilizaba como reclamo publicitario la imagen de su difunto cofundador.

Además, no es la primera vez que un muñeco se ve envuelto en la polémica por la actividad de una empresa tecnológica. No hace mucho, la firma juguetera Mattel demandó a una pequeña compañía china, Global China Networks, por incluir a su muñeca más famosa en el nombre del sitio web pornográfico chinabarbie.com, donde se transmite una imagen de Barbie bastante alejada de la moderna mujer de familia que lleva vendiendo Mattel desde 1959.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor