Olympus ha falseado sus resultados desde los años ochenta

Empresas

Tras la salida de su CEO, Michael Woodford, la compañía japonesa revela que lleva décadas ocultando sus pérdidas a través de entradas falsas.

La rocambolesca historia que Olympus acaba de sacar a la luz pone entredicho ese refrán popular de que “se pilla antes a un mentiroso que a un cojo”. La firma japonesa ha destapado hoy unas deudas pendientes desde los años ochenta que habrían sido ocultadas a los inversores durante todos estos años.

El fraude ha salido a la luz a través del mandamás de la firma nipona, Michael Woodford, quien abandonó la compañía el pasado 14 de octubre.

El ex CEO ha encabezado desde entonces una campaña para obligar a Olympus a dar a conocer este hecho y limpiar sus cuentas, manchadas con 1.500 millones de dólares de pagos cuestionables. Tampoco se descarta que Woodford se haya marcado como objetivo dar a conocer la estafa para intentar eximirse o al menos atenuar su culpa.

La admisión se ha dado tras semanas de negativas ante los inversores, que comenzaban a olerse lo que se escondía en las cloacas de Olympus.

El escándalo salpicaría al ex presidente Tsuyoshi kikukawa, el presidente Suichi Takayama, el vicepresidente Hisashi Mori y el auditor interno Hideo Yamada, a los que Woodford considera incriminar en denuncias penales. La magnitud del problema es tan grande que existencia de la propia empresa fotográfica peligra.

Más información en Silicon News.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor