8 de cada 10 pymes esperan contratar durante este año

¿Cuál es la percepción y previsiones que tienen las pequeñas y medianas empresas para este ejercicio? La firma de soluciones de personal Hays acaba de publicar su Guía de Mercado Laboral 2023, que analiza sus perspectivas en este momento caracterizado por la inflación y la incertidumbre.

El informe muestra que las pymes son el segundo tipo de empresa con mayor previsión de contratación (79%); once puntos porcentuales más en comparación con 2022 y solo por detrás de lo que indican las grandes empresas (85%).

Además, en línea con la previsión de contratación, los datos de la guía también indican que el 65% de las pymes creen que el negocio de su empresa aumentará. Un porcentaje que está por debajo de las grandes empresas (71%), pero por encima de las startups (58%).

“El aumento de previsión de contratación por parte de las pymes tiene mucho que ver con el mercado que tenemos en España. La Pyme, muchas veces, está vinculada a un sector más industrial, y en muchas de las regiones de España el engranado industrial es muy potente, está creciendo muchísimo y la previsión es que lo siga haciendo”, destaca Oscar Cebollero, director de Perm Recruitment de Hays en el Norte, Este y Sur de España.

La incertidumbre, clave tanto para empresas como para empleados

Aun así, el 32% de los profesionales que trabajan en una pyme tienen miedo a perder su puesto de trabajo.

Cebollero señala que “las multinacionales pueden ser vistas como empresas más sólidas y robustas, al estar presentes en más países y al hecho de que su actividad y resultados no dependan de un único país. En cambio, las pymes pueden percibirse como más susceptibles a resentirse por los datos macroeconómicos o movimientos negativos de mercado”.

Ante este contexto, el experto indica que la realidad de la pyme y de la multinacional en el mercado actual es un tanto diferente. “Así como la multinacional puede ser más conservadora en su plan de crecimiento, teniendo en cuenta que tienen datos macroeconómicos de diferentes países y la toma de decisión puede no estar tan centralizada a nivel local; la pyme vive una realidad más nacional en ese sentido”, señala.

Por otro lado, desde Hays indican que los perfiles más complicados de atraer, y no solo para las pymes, sino en el mercado actual, están siendo los perfiles técnicos; tanto por lo que respecta a la vertiente tecnológica, como a la parte más técnica de ingeniería y producción.

“Son perfiles que no son sencillos y que escasean en el mercado, con lo cual, los empleados son mucho más exigentes a la hora de valorar un cambio y el mercado también es mucho más volátil”, explica Cebollero.

Ya no se trata solo del salario, hay muchas más connotaciones que no existían hace unos años, como el modelo de trabajo, el plan de carrera u otros aspectos a los cuales el candidato ahora da mucho peso a la hora de valorar un cambio”, añade.

Fuga de cerebros no solo en las pymes

El 44% de las pymes encuestadas afirman que tienen más miedo a la fuga de talento este año. Un porcentaje ligeramente inferior en comparación con lo que piensan las grandes empresas, teniendo en cuenta que así lo indican un 49% de ellas.

Ante este contexto, el experto matiza que “para las pymes no es más difícil atraer y retener talento, a pesar de que, en ocasiones, los candidatos tienden a fijarse más en la marca y, las grandes multinacionales, siempre son las más visibles”.

En esta línea, Cebollero señala que “el aspecto clave está en la propuesta de valor que le estás ofreciendo al trabajador o candidato para vender tu proyecto”. “Es esencial plantearse qué es lo que te hace diferente del resto de cara a atraer y retener talento; ya que muchas veces es eso lo que falta en un proceso de selección o en una empresa y es lo que acaba provocando que un trabajador decida buscar retos en otra compañía”, indica.

Asimismo, el experto de HAYS explica que una pyme puede ofrecer más flexibilidad por lo que respecta al plan de carrera. “Las multinacionales, en general; ya que no significa que en todas ocurra así, lo tienen todo más estandarizado, porque el volumen de trabajadores es mucho más grande y existe un criterio de igualdad en cuanto a la valoración de los empleados”, explica Cebollero.

“En cambio, en las pequeñas y medianas empresas, se pueden aplicar unos estándares más individualizados hacia el trabajador, que permitan hacer un trabajo más ad hoc a ese plan de carrera, e incluso que la persona lo sienta más suyo. Eso, sin duda, forma parte de la propuesta de valor de una pyme”, concluye.

Alberto Payo

Recent Posts

Google paga 5.000 millones de dólares para resolver una demanda colectiva

Los usuarios denunciaban que la compañía los había rastreado incluso cuando usaban el modo privado…

7 meses ago

Las pymes valencianas pueden optar a ayudas de 5,5 millones de euros por proyectos de I+D

El Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial financiará aquellas iniciativas que puedan solucionar incertidumbres científicas o…

7 meses ago

La guerra entre Israel y Gaza no acobarda a los inversores extranjeros de startups

Solo en el cuarto trimestre las empresas emergentes del país han levantado 1.500 millones de…

7 meses ago

Navarra ya cuenta con más de 80 startups

La región tiene 13 scaleups y destaca por sus empresas emergentes de salud y agrotech.

7 meses ago

Las startups valencianas progresaron adecuadamente en 2023

Valencia ha atraído en el primer semestre del año 30 millones de euros de inversión…

7 meses ago

El New York Times acusa a Open AI y Microsoft de infringir sus derechos de autor

El diario estadounidense demanda a las dos compañías tecnológicas por haber usado sus contenidos para…

7 meses ago