Sal y pimienta al cubo (de Rubik, por supuesto)

Empresas

Aliñar la ensalada no es un proceso mental muy complicado, pero muchas veces se convierte en un rompecabezas, dadas las diferencias de gustos de los distintos comensales. Quizá esa fue la idea que persiguieron sus creadores o simplemente pensaron que habría mucha gente como Graham Parker, obsesionada con este maldito entretenimiento, a las que les

Aliñar la ensalada no es un proceso mental muy complicado, pero muchas veces se convierte en un rompecabezas, dadas las diferencias de gustos de los distintos comensales. Quizá esa fue la idea que persiguieron sus creadores o simplemente pensaron que habría mucha gente como Graham Parker, obsesionada con este maldito entretenimiento, a las que les gustaría unos útiles como éstos de regalo. A simple vista estos gadgets hogareños son iguales que el original, ya que disponen del mismo tamaño, aunque se diferencian en su base y en que tan sólo las capas superiores giran, activando un molinillo que tritura la sal y la pimienta. Cada uno cuesta cerca de 14 euros, pero la satisfacción que da sacarle el saborcillo a estos rompecabezas no tiene precio. —Alberto Payo [Giftmonger]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor