Sencillez (también llamada minimalismo) al poder en el mundillo de las tarjetas de visita

Empresas

¿Por qué andarse por las ramas?

¿Por qué complicarlo todo? ¿por qué obligar a que todo sea más complejo con lo bonito que es todo cuando la simplificación resalta en fondo y forma?

Dirección de correo electrónico, dirección de la página web y nombre de usuario en Twitter. Todo en una única línea. El minimalismo llevado a las tarjetas de visita. Y aún hay más. Pero muy poco más.

La propuesta que nos hace Boris Smus no puede ser más completa a pesar de lo escueto.

Una @ y nuestro nombre nos identifican en Twitter. Si le añadimos el .com nos referimos a la dirección de nuestra página en Internet y para concretar el correo electrónico basta con añadir algo antes de la arroba. Nos costará menos recordarlo a nosotros y a quienes entreguemos nuestra tarjeta de visita.

En el caso de Boris Smus, además, como la última letra de su nombre y la primera de su apellido es la misma, la S, le queda aún más breve. Si me apuras hasta podría sustituir “twitter” por la conocida silueta del pajarillo o por el icono de la aplicación. Por resumir. ─[SmusMinimalissimo]

 

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor