"Señor, no sabemos qué tiene dentro del testículo, pero tiene una cara muy fea"

Empresas

Qué risa nos dan estas noticias… porque no nos pasa a nosotros.

Pero imagina que eres un hombre de 45 años que visita al urólogo para averiguar la causa de un intenso dolor que sufre en el escroto. El facultativo le practica una exploración con ultrasonidos por esa parte tan delicada de la anatomía masculina y la imagen generada por la ecografía no puede ser más insólita: dentro del testículo hay una cara humana.

Un buen momento para hablar de la pareidolia.

Es lo que nos pasa a todos los que observamos esa fotografía de lo que la ecografía detecta en el interior del escroto de este buen hombre y creemos estar mirando una cara humana. La pareidolia es un fenómeno psicológico no patológico (vamos, que no es una enfermedad) consistente en reconocer el patrón de una representación gráfica concreta en un objeto que evidentemente no es lo que nos parece. Es lo que comunmente hacemos al interpretar objetos en la silueta de las nubes o cuando una mancha de humedad se parece sospechosamante a algún santo o unos cráteres y formaciones rocosas en Marte parecen una cara mirando al cielo.

En este caso todo se debía a una pequeña masa benigna que le fue extirpada del escroto al protagonista de la noticia y que al ser captada por los ultrasonidos tenía esta curiosa representación gráfica que, según informa la publicación oficial de la Sociedad Internacion al de Urología, sorprendió a los doctores que la detectaron,  G. Gregory Roberts y Naji J. Touma. ─[Telegraph]

 

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor