Silla Venus: pese a su nombre parece hecha en Krypton

Empresas

Al japonés Tokujin Yoshioka le gustan tanto las sillas como llegar a convertirse algún día en el diseñador estrella de estos útiles para sentarse, aunque el problema es que el hombre no está muy acostumbrado a tener que usar materiales de construcción estándar. Su último proyecto, la silla Venus, no es cómoda, práctica ni tiene ruedas, pero quedaría la mar de bonita en La Fortaleza de la Soledad de Superman. Y es que para poderse sentar hay que tener, como el kryptoniano, un trasero de acero. Un salto y te mostramos su proceso de creación.


Para poder construir esta silla, Yoshioka sumerge una especie de “esqueleto” de la misma en un tanque que contiene una sustancia esponjosa llamada elastómero de poliéster. Así al soporte inicial le acaban creciendo unos cristales tanto por dentro como por fuera, lo que le da este aspecto “gélido” a la silla. Muy útil para fakires adictos al diseño y para tener a mano en caso de recibir una visita incómoda. — Alberto Payo [Core77]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor