Snap! disimula que tu cámara de fotos es en realidad un iPhone

Empresas

Hace unos años, cuando empezaban a venderse cámaras de vídeo que no hacían que parecieras transportar un acordeón sobre el hombro me encontré en una boda a un fotógrafo especialista en BBC (bodas, bautizos y comuniones) que todavía llevaba una de esas videocámaras enormes.

Le pregunté por la razón de no usar una más moderna y me respondió que cuando los novios veían una cámara de vídeo tan pequeñita pensaban que el reportaje no tendría la misma calidad. El inventor de Snap! debe pensar algo parecido, que quizá nadie te tome en serio si haces fotos con un móvil, así que mejor disfrazarlo con esta carcasa que simula una cámara fotográfica de las de toda la vida.

Dos sencillas piezas en cuyo interior se aloja un iPhone. Aparentemente ahora entre manos tienes una señora cámara fotográfica digital, con su pedazo de pantalla, su misteriosa lente que es más falsa que un duro de cartón y sobre todo la particularidad de que en mitad de una foto puedes recibir una llamada telefónica.

Tiene los huecos apropiados para la lente del iPhone, la pantalla y el uso del botón de hacer fotos (sobre esto no hay dudas) y además de la coña de que tu iPhone se disfrace de cámara siempre aporta un mayor y mejor agarre para que las fotos salgan menos movidas, con ese pulso tuyo para ir a robar panderetas. ─[Like Cool]

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor