Soluciones para la pyme: Servidores

CloudServidores

Cada vez más las necesidades obligan a este tipo de empresas a adquirir un servidor, pero ¿cuál es la mejor solución para mi negocio?

La transformación del entorno de negocio está planteando una serie de complicaciones y nuevos retos para la pequeña y mediana empresa (pyme), que pasan por la adopción de soluciones TIC que se ajusten a sus necesidades pero también a sus dimensiones y a su actividad.

Mientras el almacenamiento de datos crece a una velocidad de vértigo (un 150% al año), el consumo energético y los costes derivados se multiplican. Esta nueva realidad exige nuevas soluciones hechas a medida, que en estos momentos ya están llegando al mercado y que deben ser tenidas en cuenta por los afectados.

El problema para la pyme hasta ahora era que el mercado de servidores estaba diseñado para las grandes empresas, que fueron las primeras que tuvieron este tipo de necesidades. Mientras que hace unos años las pymes apenas compraban servidores, los fabricantes han visto como poco a poco ha ido aumentando la demanda, teniendo que desarrollar productos y soluciones que se adaptasen a los nuevos tiempos.

Según Lidia Porta, responsable de producto de servidores estándares de Hewlett-Packard, “hace un tiempo las pymes no compraban servidores porque era un producto caro, complejo y muchas veces innecesario. Ahora esos precios han bajado y hay ofertas específicas que se adaptan a unas necesidades que ahora sí son evidentes”.

Desde hace unos años el mercado de servidores para pymes se encuentra en pleno proceso de desarrollo, y lo lógico es que lo siga haciendo a pesar de los efectos que pueda tener en él la crisis económica. La realidad cada vez más globalizada que hace imprescindible el uso de Internet en cualquier empresa, las necesidades de almacenamiento cada vez mayores, la nueva realidad multimedia o la utilización de medios informáticos como canal de comunicación, son algunos de los factores que indican que el mercado no sólo seguirá creciendo, sino que además este crecimiento puede tener un largo recorrido, como bien saben las grandes empresas que gozan de un gran posicionamiento en el mercado:

“En HP cada vez estamos dedicando más esfuerzos y lanzando más productos orientados a la pyme. También estamos desarrollando iniciativas a través del canal, que es el que se encarga de hacer llegar las ofertas al cliente final, así como cursos de formación, acciones con partners, etc.”, asegura Porta.

La respuesta a esta pregunta depende lógicamente del tipo de empresa que seamos y del peso que las Tecnologías de la Información tengan en cada negocio. Como apunta Fermín Palacios, director de Hosting y Aplicaciones de Arsys, “es distinto el uso de Internet por parte de una pyme puntocom que por parte de una mediana empresa tradicional que quiere tener una sencilla presencia en la Red”.

Así pues, mientras que los clientes de hosting compartido suelen ser “particulares, profesionales o pequeñas empresas que necesitan presencia online, pero que no tienen necesidades tecnológicas complejas”, el hosting dedicado es la mejor opción para aquellas empresas cuyo modelo de negocio gira en torno a Internet. Además, en estos momentos los servidores dedicados son una opción muy atractiva para estas empresas debido a que su precio se ha ido reduciendo y en estos momentos no supera los 100 euros al mes.

En cualquier caso, lo más importante al contratar este tipo de servicios es hacerlo con una empresa que goce de buena fama y que ofrezca un buen soporte técnico al cliente: “La contratación del hosting con un proveedor consolidado es la mejor opción para cualquier empresa. Hoy en día, una empresa no puede estar una hora sin correo electrónico, con su Intranet de proveedores caída o que tenga que acomodar la resolución de sus dudas técnicas a unos horarios extraños porque su proveedor está en EEUU”, asegura Palacios. Lo importante, por tanto, es que la empresa de hosting tenga recursos, tanto técnicos como humanos, para garantizar un buen servicio: “Las empresas deben buscar el proveedor que les salga más rentable, no el más barato”, concluye.

En alguna ocasión se ha señalado a la posibilidad de que se produzcan colapsos como uno de los inconvenientes del hosting compartido. Sin embargo, una saturación del servicio por una avalancha eventual de visitas no debe producirse si el prestador del servicio es una empresa responsable y con capacidad. Esto significa que el proveedor de hosting gestiona sus servidores de manera responsable, racionaliza los recursos de las máquinas compartidas, trabaja con reconocidos fabricantes de hardware y redes y cuenta con los recursos humanos necesarios para garantizar la disponibilidad.

Además, según Palacios, “los propios clientes también pueden controlar por sí mismos el exceso de tráfico gracias a un sistema de avisos. Cuando se detectan casos de continuas sobrecargas, estamos hablando de que el plan de hosting compartido contratado se ha quedado pequeño para sus necesidades actuales. En estos casos, nos ponemos en contacto con el cliente para ofrecerle un plan de alojamiento superior, ya que tenemos una cartera escalable y muy flexible, o le facilitamos una solución técnica que solucione sus necesidades, como un hosting compartido multimedia que distribuya su información de manera más eficiente”.

Cuando la empresa tiene mayores necesidades tecnológicas y necesita de un sistema de servidores que ofrezca un mayor rendimiento, se suele apostar por comprar servidores propios y contratar un grupo de personas que se hagan cargo de la gestión y el mantenimiento de los mismos.

Teniendo en cuenta que una pyme dispone de menos recursos económicos y menos espacio que una gran compañía, existe una opción que cada vez es más habitual entre este tipo de empresas ya que debido a sus características se adapta perfectamente a ellas. Se trata de los servidores blade, que entre otras cosas permiten un mayor aprovechamiento del espacio, consumo reducido y simplicidad en el uso, en comparación con los servidores montados en rack equivalentes.

El diseño de estos servidores permite que puedan compactarse ocupando menos espacio y además requieren de menos componentes electrónicos y un menor número de fuentes de alimentación, lo que indica que también consumen menos. Otra ventaja es que pueden gestionarse de forma remota y son sistemas muy completos, que combinan servidores, almacenamiento, red, energía y capacidades de gestión a precios siempre bastante económicos.

El fabricante HP cuenta en su oferta dedicada a la pyme, con servidores como el HP BladeSystem c-3000, que ofrece en una misma carcasa versatilidad para emplear diferentes combinaciones de blades de almacenamiento y servidor que permiten ejecutar todo tipo de aplicaciones para Windows, Linux, HP-UX, etc.

IBM cuenta con una amplia oferta en servidores blade, como el Blade HS21, especialmente diseñado para colaboración, Citrix, clústeres Linux y aplicaciones centradas en la informática, o el IBM BladeCenter LS21, especialmente diseñado para aplicaciones HPC.

Otros fabricantes como Sun Microsystems o Dell también cuentan en su oferta con servidores blade especialmente diseñados para pymes, como es el caso del Sun Blade SB6000 o el Dell PowerEdge M600.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor