Sony-Ericsson: se nos acabó el amor (de tanto usarlo)

Empresas

Hubo un tiempo en que los móviles venían de tierras nórdicas, Nokia y Ericsson partían la pana.

Desde el Lejano Oriente Sony, que ya hacía sus interesantes pinitos en solitario, se quiso sumar a la fiesta y se alió con la segunda. Han sido un buen puñado de años de fructífero matrimonio pero ahora la pareja se ha roto. Sony acaba de anunciar que ha adquirido la participación de Ericsson en la marca Sony-Ericsson por lo que pronto se quedará de nuevo a solas el gigante asiático.

A Sony le cuesta 1.450 millones de dólares adquirir la parte que Ericsson tenía en la compañía que llevaban a medias.

La idea es que Sony integre el negocio de telefonía móvil en su esrtategia de multiplataformas conectadas (ordenadores, consolas, televisores, tablets y ahora móviles). Con la adquisición Sony, además, se hace con un buen número de patentes y acuerdos de licencias relacionados con el negocio de Internet que pueden ayudar a impulsar la integración de sus redes PlayStation Network en la nueva Entertainment Network, mucho más ambiciosa.

Por supuesto esto también afectará al negocio de la telefonía móvil, donde hace tiempo que Sony viene jugando con su propia estrategia. ─[TechRadar]

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor