SPIP 2.1

CloudGestión empresarialSoftwareSoftware colaborativo

Aprende a utilizar este sencillo software libre para publicar en Internet de forma colectiva

1- Acceso al sitio

En primer lugar, conviene señalar que SPIP está formado por una parte pública, abierta a cualquier lector, y otra privada, para gestionar y modificar el contenido del sitio, a la que sólo pueden acceder los administradores y redactores.

Tras identificarnos e introducir nuestra contraseña, accederemos a la parte privada del sitio, cuyo aspecto podremos configurar para adaptarlo a nuestros gustos y a nuestro navegador. En este sentido, un primer menú nos permitirá modificar idioma, color, tamaño de letra, etc., siendo recomendable escoger la interfaz completa.

Asimismo, en la parte central de la barra superior se mostrará el nombre del autor actual; pulsando sobre él, accederemos a su página personal, desde donde podremos acceder a un formulario para cambiar sus datos pulsando el botón Modificar esta autora o autor.

No obstante, al igual que sucede en editores de blogs como WordPress o Blogger, esta herramienta tampoco permite cambiar el dirección de correo electrónico ni el identificador de usuario, pero sí el nombre y la contraseña. En este sentido, es recomendable que cada autor cambie la clave por una personal cuando se acceda por primera vez con una contraseña asignada por el administrador del sitio.

2- Publicar un artículo

Para comenzar a publicar contenidos en nuestro sitio, lo primero que habremos de hacer es escoger la sección en la que ubicaremos nuestros artículos. En este sentido, habremos de acudir al menú de Edición del sitio para ver la estructura de secciones y subsecciones que lo componen.

Una vez escogida la sección en la que queremos escribir, pulsaremos el botón Nuevo artículo, que nos llevará a un formulario en el que escribiremos las distintas partes del texto (antetítulo, título, subtítulo, cuerpo, etc.), siendo únicamente obligatorio rellenar el campo del Título.

Cuando hayamos terminado de escribir, pulsaremos Guardar para dar por finalizado el artículo, debiendo a continuación solicitar su publicación a los administradores del sitio, para lo que haremos clic en Propuesto a la evaluación. En tanto que alguno de los administradores autorice la publicación, podremos ver el estado del artículo en la sección Mis tareas, donde aparecerán los artículos pendientes de aprobación.

En este sentido, hay que señalar que los estados en los que puede figurar un artículo son En curso de redacción, Propuesto para evaluación, Publicado, Rechazado y A la papelera. Por último, conviene destacar que el artículo podrá ser modificado en cualquier momento, independientemente del estado en que se encuentre, haciendo clic en Modificar este artículo.

3- Inclusión de imágenes

Además de redactar el texto, ya sea directamente o a mediante HTML, esta herramienta permite añadir todo tipo de archivos multimedia, desde imágenes a canciones, pasando por vídeos y enlaces. La única restricción de SPIP es que el tamaño de estos archivos no supere los 3Mb, ya que de ser así habrán de subirse vía FTP, en la carpeta tmp/upload.

La primera forma de incluir un archivo en un artículo consiste en hacerlo En línea, es decir, insertándolo dentro del cuerpo del texto y ajustándolo a su formato. Asimismo, existe una segunda opción, que consiste en insertar el archivo En el portafolio, cuya utilidad es la de servir de almacén para los ficheros adjuntos a un artículo.

En lo que a la inclusión de imágenes en línea se refiere, conviene que éstas no superen los 800 píxeles de ancho, para que quepan bien en la página. En este sentido, tras escribir y guardar un artículo, pulsaremos Modificar el artículo y nos dirigiremos a la opción Añadir una imagen o un documento, situada en la parte izquierda.

En la siguiente ventana, pulsaremos Examinar para seleccionar la imagen, haremos clic en Subir y esperaremos a que aparezca otra ventana con la miniatura de la imagen. Será aquí donde se nos ofrecerá la opción de incluir tanto un título como una descripción de la foto, así como eliminarla.

Por último, habremos de incluir la imagen en el cuerpo del texto, para lo que bastará con copiar y pegar cualquiera de los tres comandos que aparecerán en la ventana: <img | center>, para centrar la imagen; <img | left>, para justificarla a la izquierda; y <img | right>, para justificarla a la derecha.

4- Vídeos y audios

Para subir archivos de vídeo y audio el procedimiento a seguir varía, ya que suelen tener un tamaño mucho mayor que las imágenes, por lo que es necesario guardarlos fuera del servidor de SPIP, en un portal especializado para este tipo de documentos.

En este sentido, para añadir un vídeo nos dirigiremos a la opción Añadir una imagen o un documento y desplegaremos el triángulo que aparece en la esquina superior izquierda. A continuación, introduciremos la dirección de Internet del vídeo en el apartado Referenciar un documento de Internet, para luego hacer clic en Elegir.

En caso de tratarse de un vídeo alojado en Youtube, la dirección será similar a http://www.youtube.com/watch?v=cVIe1CDrbLU, debiendo introducir en el formulario http://www.youtube.com/v/cVIe1CDrbLU. Por su parte, si se trata de un vídeo de Google, pulsaremos Incrustar vídeo para conocer el código del archivo, que será del tipo http://video.google.es/googleplayer.swf?docid=-5136873983990654626.

Por último, aparecerá una nueva imagen en la que podremos añadir un título y descripción para el vídeo o audio, eliminarlo y definir su tamaño en pantalla, a través del apartado Dimensiones. Finalmente, incluiremos el archivo en el cuerpo del texto, para lo que habremos de introducir alguno de los tres comandos siguientes: <emb | center>, para centrarlo; <emb | left>, para justificarlo a la izquierda; y <emb | right>, para justificarlo a la derecha.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor