¿Sueñan los androides con instrumentos eléctricos?

Empresas

Desde los Abba y el Consorcio no veíamos un grupo con movimientos tan “artificiales” como éste. Georgia Tech dispone de su propia formación musical robótica dentro de su Centro Tecnológico Musical. ¿Qué significa esto? Mmmmm…básicamente que un grupo de hippies trajeados afortunados están percibiendo una ayudita gubernamental para formar conciertos amateurs de darbukas con sus coleguitas cibernéticos. En el vídeo que verás tras el salto dos robots demuestran sus habilidades para improvisar ritmos con diferentes instrumentos.

Según el encargado del proyecto, el profesor Gil Weinberg, el procesamiento es lo que permite analizar y hacer sonidos acordes a los escuchados. Poniéndonos los pelos como escarpias Weinberg habla de genes musicales y generaciones de robots que aprenden a adecuarse mejor a los entornos sonoros que las anteriores gracias a mutaciones…No sé tú, pero yo atisbo un futuro en el que miembros robóticos sustituirán a los de carne y hueso que dejen a los grupos tirados. Al fín y al cabo se cansan menos, no se lo tienen tan subido, no pueden quitarte groupies de buen ver y…consumen menos drogas y alcohol que los humanos (exceptuando a Bender). Un momento, ¡puede que esto ya haya empezado a ocurrir y estén metidos en la industria musical! Ya decía yo que le notaba algo raro a la nueva cantante de la Oreja de Van Gogh… — Alberto Payo [Wired]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor