Actualidad TI acuario

El acuario que consiguió que los pingüinos y las focas volasen

Si alguna vez has hecho una apuesta en plan “cuando los pinguinos/las focas vuelen” que sepas que la acabas de perder. Pero puedes seguir como vencedor si consigues evitar el Acuario Sunshine de Tokio, donde se ha instalado un peculiar acuario circular con suelo transparente situado sobre una estructura elevada que permite a los visitantes mirar hacia arriba y ver focas y pingüinos sobre ellos. Nadan, en realidad, pero parecen volar.

Pececicos espaciales: la nueva mascota de la ISS

Gracias a la agencia espacial japonesa JAXA los astronautas que viajan a bordo de la Estación Espacial Internacional van a tener una compañía muy especial en sus evoluciones sobre nuestras cabezas. Se trata de un acuario con unos habitantes representantes del reino animal de respiradores de agua. Se trata de unos cuantos medaka, peces oriundos de arrozales y aguas salobres niponas que ahora se van a pasear por el espacio para estudiar el impacto que tiene en ellos la radiación, la atrofia muscular y la degradación ósea habituales en el espacio.

Briconsejo del día: transformando tu viejo iMac en un acuario

El reciclaje de trastos viejos nunca ha sido una de mis pasiones, pues la verdad no soy nada mañoso y el bricolaje es una ciencia tan extraña para mí como lo es la física cuántica. Pero he de reconocer que algunos tienen brillantes ideas, y la de reutilizar un viejo iMac para convertirlo en una estilosa pecera me parece una de ellas. Parece que en breve Apple quiere conquistar nuevos espacios en nuestra casa con su iScreen o iTV (nada que ver con la revisión de los coches), y de mientras este visionario fanboy de Apple ya hace un tiempo que fabrica sus particulares acuarios “made in Cupertino”.

Lavabo-acuario: cuidado al quitar el tapón

Qué mejor momento para deleitarse con los pececillos que esos ratos mañaneros frente al espejo en que te preguntas quién eres y qué haces levantado tan temprano.

Mientras te afeitas, te lavas la cara o los dientes puedes contemplar esta original pecera en forma de lavabo (o lavabo con forma de acuario) que te hará plantearte dudas a la hora de quitar el tapón.

Puedes estar tranquilo, el acuario está contenido en el interior del lavabo. Nunca lavarse las manos fue tan entretenido.

Seneye, controla el estado de tu acuario a distancia mientras disfrutas de las vacaciones

Los animales domésticos y de compañía se tiene (y cuidan) bien o más vale no tenerlos. A priori los peces de un acuario dan mucho menos trabajo y preocupaciones que no tener un perro, un gato o un búfalo de tropecientos kilos, pero no por eso debemos prestar menos cuidado a su bienestar.

Largarse de casa en verano (lo más lejos de la oficina posible) está muy bien para desconectar de la rutina diaria, y si tienes un acuario encontrarás en el mercado muchos modelos de temporizadores para alimentar a tus peces y gestionar sus horas de luz de manera automática. Pero si con esto no tienes suficiente, aquí está el gadget que estabas esperando, con este kit de Seneye podrás tener bajo estricta vigilancia tu acuario y saber en todo momento lo que ocurre en él aunque e encuentres a miles de kilómetros de distancia. Y aún hay más

Con el acuario laberinto, peces entretenidos

Pobres peces, toda su vida metidos en una reducida pecera, sin tener a dónde ir y aguantando con estoicismo y sin quejarse. Son unos benditos.

Lo único que podemos hacer es dotarlos de un espacio más amplio y/o más divertido, como es el caso de este acuario laberíntico en el que podemos crearles varios ambientes: zona de comida, cofre del tesoro, arrecife coral, espacio chill-out… Y aún hay más.

Convierte tu bañera en un acuario humano

Ya es hora de acabar con las típicas bañeras de toda la vida, no sólo porque ocupan espacio y nos obligan a estar encogidos dentro, sino porque además nos quita la oportunidad de mostrarnos como si fuéramos pececillos en un acuario. Pero ahora gracias a este diseño de bañera invisible podrás hacer tu sueño realidad.

El acuario más pequeño del mundo te lo podrías llevar de viaje contigo

Deja de martirizar a tus vecinos, familiares y amigos con tener que ir a dar de comer a tus peces cada vez que vas unos días fuera. Gracias a este acuario en miniatura, el más pequeño del mundo, podrás tener unas mascotas compactas y portátiles en un sólo dedo, eso sí, por el bien de tus pequeños y acuáticos amigos te recomendamos no dejar que le den golpecitos al cristal a manazas o que lo sostengan profesionales de la pandereta.

La Tangga House te dará complejo de pez de acuario

Al lector asiduo y perspicaz de Gizmodo (al que amamos incondicionalmente, claro), puede que le suena esta casita. ¿Sí? ¿No? Es exactamente del mismo estilo que la casa de nuestros sueños. Pero esta, aunque quizá sueñes menos con ella, te volverá loco, porque parece que surja de un bloque de agua sólida. Tras el salto, más imágenes y detalles.

Ecotectonics, el parque acuático sin toboganes ni socorristas

Tal vez sea la falta de espacio terrestre en las ciudades, pero cada vez toman más protagonismo el mar, los ríos y como interactuamos con ellos. Ecotectonics lleva el concepto de parque público más allá y lo mezcla con un acuario para acercarnos más la vida bajo el agua.

El gigantesco acuario de Dubai, con sus tiburones, hace aguas por una fisura


Alguna de las mentes brillantes que ha convertido Dubai en a capital de la arquitectura moderna y el desenfreno urbanístico pensó que era buena idea crear un gigantesco acuario en un centro comercial y llenarlo con más de 7 millones de litros de agua de mar y 33.000 criaturas marinas. Ya habrá algunas menos, porque entre ellas había tiburones. Pues bien, con el centro comercial abierto y con clientes rondando por ahí, apareció una fisura en las paredes del gigantesco acuario, que son por cierto de un acrílico de 30 pulgadas de espesor, y el consiguiente chorro de agua. Si la cosa revienta del todo alguien se habría dado un buen festín. Después del salto tenéis un vídeo del suceso; es muy breve, pero suficiente para recordarnos el final de Mercury Rising.