Actualidad TI baños

La cortina de ducha más enrollada del mundo


Llevamos décadas corriendo y descorriendo lateralmente la cortina de la ducha, lo que además ha dado lugar a míticas escenas en la Historia del Cine, teniendo como paradigma la célebre escena de “Psicósis” de Alfred Hitchcock. La mampara añadía un componente de mayor rigidez pero seguíamos en lo mismo. Ha tenido que llegar la empresa EcoDur para revolucionar por completo nuestras duchas merced a su estore de ducha. Ya no más mover la cortina lateralmente sino arriba y abajo.

Por fin tu trono será el Trono de Hierro

¿Eres de los que al ver el anuncio de helados protagonizado por esa alegría de la huerta que es el gran Iniesta escuchas “Khaleesi para todos“? ¿Agrupas a tus conocidos por familias representándoles con dibujos de lobos huargos o de extraños calamares? ¿Llamas a tu ayudante, subordinado en el trabajo, “mano del rey” y este te mira raro? Pues ya va siendo hora de que acomodes tu posaderas para sacar lo peor de ti mismo en un trono digno del soberano de los Siete Reinos.

Cuando una infusión se convierte en un baño relajante

Aunque lo parezca, tener los pantalones llenos de agujeros puede resultar tan placentero como en el caso del protagonista de esta noticia. No es más que un pequeño hombrecito relleno de hierbas con tus sabores favoritos, pero cuando lo ubicas en tu taza de agua hervida y parece tomar un baño relajante el te o la infusión parece transmitir, incluso antes de probarlo, una relajante sensación de paz y tranquilidad.

Loop te ducha desde todas las direcciones [Veredicto: ni un rincón sucio]

Cual hombre de Vitruvio no tienes más que colocarte en la posición adecuada dentro de Loop, abrir el grifo… y raro será que quede un rincón de tu cuerpo sin recibir el chorrito de agua que ayude a tu higiene diaria. Desde arriba, desde la izquierda, desde la derecha… extiende brazos y piernas, cierra los ojos, da un par de vueltas y limpio como los chorros del oro con esta ducha 360º.

El albornoz del Imperio [Veredicto: los Sith también se duchan]

Si vas a conquistar la Galaxia más te vale hacerlo con estilo, especialmente si eres un ominoso y temible Señor Oscuro del Sith. ¿Qué es eso de salir de la ducha chorreando agua envuelto en una toalla cualquiera? El Reverso Tenebroso no se hizo con el control del poder omnímodo dejando pasar los pequeños detalles. Por eso nada como un albornoz Imperial… por supuesto, de color negro.

iShower: cantando bajo la ducha gracias al streaming por Bluetooth

No hay nada como empezar el día con una buena ducha, tonificante y que te saque del letargo nocturno.

Pero si las penas con pan son menos las duchas con música son más mejores. El problema llega cuando tratas de hacer convivir electrónica y agua. Suele dar resultados que ponen los pelos de punta. Literalmente. La opción es dejar el equipo de música fuera de la ducha (altamente recomendable, sí) y perderte los matices del sonido por culpa del ruido propio del agua.

No se puede tener todo… o sí, gracias a iShower (iDucha… por favor, que dejen de ponerle una “i” delante a todo), un altavoz que recoge mediante Bluetooth el sonido que envíes desde cualquier fuente de audio: móvil, reproductor de MP3, tablet, ordenador…

Lavabo-acuario: cuidado al quitar el tapón

Qué mejor momento para deleitarse con los pececillos que esos ratos mañaneros frente al espejo en que te preguntas quién eres y qué haces levantado tan temprano.

Mientras te afeitas, te lavas la cara o los dientes puedes contemplar esta original pecera en forma de lavabo (o lavabo con forma de acuario) que te hará plantearte dudas a la hora de quitar el tapón.

Puedes estar tranquilo, el acuario está contenido en el interior del lavabo. Nunca lavarse las manos fue tan entretenido.

Facebook hasta en la ducha

20120106-195628.jpg

No nos libramos de las eres sociales ni debajo del agua.

Al menos si en tu ducha colocas esta cortina de ducha con apariencia de perfil de Facebook. Lo mejor es que es un perfil totalmente personalizable según quien esté bajo el agua en ese momento. Basta con asomar la cara por la ventanica totalmente transparente que coincide con el hueco en que suele aparecer la foto del usuario. Ahora podrás decir de una ducha “me gusta”.

El tubo dispensador de pañuelos de papel que no lleva pasta dentrífica

Mucho cuidado cuando entres a un WC en el que encuentres un tubo dispensador como los de la fotografía.

De su interior no sale pasta de dientes ni pegamento, a pesar de lo que indicaría su aspecto, sino pañuelos de papel. Una forma simpática y original de tener a mano esos tissues que tantas utilidades tienen en el cuarto de aseo: desmaquillarte, sonarte la nariz, secarte las manos, limpiarte una mancha o ese en el que estás pensando y que tiene que ver con el orto oclusivo. Y aún hay más.

Jena, la bañeducha más elegante

A medio camino entre la bañera y la ducha, a medio camino entre la utilidad y la decoración.

Jena es el nombre de este híbrido de bañera y ducha que cuenta con el excelente diseño de MOWOstudio y que posiblemente valga un dineral más todo lo que tendrás que abonar al servicio por pasar la fregona cada vez que te duches. Y aún hay más.

El trono de los fans de SuperMario

Un auténtico fan de algo, de lo que sea, lo es siempre, en todo momento, en todo lugar y hasta las últimas consecuencias.

Aunque ello implique tener una maceta pintada en la pared, con todos sus píxels, detrás de la taza del WC o una papelera con forma de chimenea. Y todo ello por recrear en el aseo el mítico mundo de los consoleros mundos de SuperMario. Y aún hay más.

Descubrimos el origen del nuevo protector de pantalla del iPad2

Alguien del departamento de diseño de Apple ha pasado más tiempo de la cuenta en un cuarto de baño.

Al menos en un cuarto de baño japonés. Porque de ese país procede aparentemente la inspiración para un accesorio que conocimos ayer en la presentación oficial del nuevo iPad2 y que produce fascinación. Una mezcla de protector de pantalla, tapa, atril… plegable, magnético y en toda una gama de colores a elegir. Y con una pinta de tapa de bañera nipona bastante curiosa. Y aún hay más.