Actualidad TI Biométrica

Ahora la oreja es el espejo del alma, o al menos de tu estado de forma

Gracias a la empresa Valencell al final podrás librarte de los típicos pulsómetros en forma de cinta al pecho y quemarlos cual sostenes de feminista de los 60. Sí gizmolectores, a través de la nueva tecnología V-LINC que mostraron en el CES 2012.

Los sensores están integrados en unos auriculares para escuchar música, que apenas abultan poco más que unos normales. Por fin las orejas van a servirnos para algo más que para sujetar las gafas o como objeto de enfoque de nuestra locura impresionista.