Actualidad TI boxeo

Robots boxeadores que se parten la cara contigo dentro bien protegido

Eso de pelearse está muy feo y además puede acabar mal.

Incluso si ganas puede que te lleves un par de yoyas por parte de tu oponente y tu perfil griego se quedaría en una pinta barriobajera con la nariz achatada, casi podrían confundirte con una tertuliana televisiva vespertina y no es plan.

Por eso casi mejor meterse dentro de este híbrido de robot, boxeador, coche de choque y jaula y comenzar a soltar mandobles sobre tu oponente desde la seguridad de estar entre rejas. Para eso está el progreso, para que los robots (en este caso, robots boxeadores) hagan el trabajo sucio por nosotros.

La escultura más grande hecha con punching balls dedicada al más grande: Muhammed Ali

Flota como una mariposa, pica como una abeja, ¡pelea, chico, pelea!

El lema más descriptivo de aquel a quien gritaban “Ali bomayé” (Ali, mátalo) en la célebre Pelea en la Jungla de Kinshasa (Zaire) en 1974 cuando se enfrentó con George Foreman en lo que adquirió una trascendencia que sobrepasaba lo meramente deportivo.

Muhammed Ali ha sido siempre El Más Grande y su personalidad arrolladora supera los límites del cuadrilátero en el que ganó su gloria, más allá de su compromiso personal, religioso y político que le llevó a ser desposeido de sus títulos deportivos por negarse a combatir en Vietnam aduciendo que a él los vietnamitas no le habían hecho nada para ir a dispararles.

Como homenaje a esta enorme figura se va a erigir en Los Angeles una escultura confeccionada con 1.300 punching balls que conforman la efigie de Ali. Y aún hay más.

Kickboxing Station: guantazos por todos lados

Ya lo decía el bueno de Pazos en “Airbag“… vamos a llevarnos bien o si no aquí va a haber hondonadas de… no, de caricias no era.

Todos concemos el típico punching-ball, donde entrenar para convertirnos en un muerdeorejas como Mike Tyson o en el más grande como Muhammed Ali (vuela como una mariposa, golpea como una abeja, ¡pelea, chico, pelea!).

Kickboxing Station introduce una novedad interesante: dos pads adicionales para no centrar nuestros golpes solo en la “cabeza” de nuestro oponente. ¿Deseas saber más?

Vuela como una mariposa, golpea como una abeja… ¡pelea, chico, pelea!

Nadie te gritará “Ali bumayé” como si estuvieras peleando en medio de la jungla de Kinshasa, pero puedes sentirte como el propio Muhammed Ali.

O simplemente descargar el stress que traes de la oficina. Solo necesitas acercarte al Decathlon más cercano y buscar el entrenador de boxeo Domyos. Un par de guantes, la foto del jefe y un calzón corto. ¿Deseas saber más?

La NES puede ser tan agotadora como la Wii, hackeo mediante

Puede que te de más trabajo conseguirlo, pero con la NES puedes hacer tanto ejercicio como con la Wii. Lo único que necesitas es la NES, el juego Punch-Out! de Mike Tyson y un muñeco para entrenar tus ganchos. Es todo lo que ha utilizado este crack, que ha instalado botones en el muñeco para que su álter ego en el videojuego realice los movimientos pertinentes. El hackeo no parece muy complicado, pero el resultado es excelente. Puedes verlo después del salto.