Actualidad TI cafetera

Handpresso Auto, para el coche de los muy cafeteros

He descubierto que los coches más famosos del cine y la TV tenían una importante carencia. Cierto es que KITT hacía cosas inverosímiles y tenía multitud de prestaciones (los saltos y la súper persecución, o como pasar la imagen a cámara rápida, eran espectaculares), el Aston Martin de Bond tenía múltiples gadgets (igual o más que el Batmóvil), en el Ecto-1 se trasportaban cañones láser y trampas para cazar fantasmas, y en la furgoneta del Equipo A un arsenal de metralletas y el añadido de un chofer cuadrado como un armario ropero y con muy malas pulgas, etc… pero ninguno de ellos tenía una cafetera incorporada para hacer fantásticos espressos. Ahora tú podrás convertir tu automóvil en una cafetería ambulante con el Handpresso Auto.

Cafetera de hormigón hace difícil su traslación

Schmuel Linkski es un estudiante de diseño israelí que ha realizado una cafetera revestida de hormigón. Sin duda, parece algo duradero e irrompible (o, por lo menos, más costoso de romper que el plástico con el que se suelen estar hechas normalmente). Así, al igual que con otras máquinas del mismo tipo, se obtiene café expresso para una taza. Más información de este diseño, tras el salto.

A los extraterrestres también les gusta el café

¿Y si en Roswell no hubiese caido una nave alienígena por casualidad? ¿Y si las civilizaciones precolombinas realmente hubieran mantenido contactos con seres de otros planetas? ¿Y si el secreto estuviera en cierta bebida obtenida de extractos de semillas de cierta planta popularizada por Juan Valdés y su burrica? ¿Y si fruto de esa transferencia de conocimientos algunas máquinas de café hubieran adoptado diseños inspirados por los aficionados a esta bebida venidos de las estrellas? Eso lo explicaría todo. ¿Deseas saber más?

Xelsis Digital ID, la cafetera de Saeco que reconoce tu huella dactilar

Eso del “café para todos” se va a terminar.

Tú te preocupas de tener dispuesto tu selección de cafés de gourmet y luego siempre viene alguien, como el que no quiere la cosa, y se prepara un café con tu flamante cafetera, te gasta el preciado grano molido, te ensucia la máquina… vamos, que no te salen las cuentas.

Ahora Saeco se ha acordado de dosificar tu ingesta diaria de cafeína controlando tu acceso a la humeante bebida mediante un identificador de tu huella dactilar. ¿Deseas saber más?

Mocca Pearl, la cafetera de explorador intrépido

Esto que podéis observar en la imagen superior no se trata de una granada de mano. Es el concepto de cafetera y vaso que el diseñador Marc Zimmerhackl ha creado, llamado Mocca Pearl. La idea es hacerte un café calentito mientras estás de excursión. ¿No ves la cafetera ni el vaso por ningún lado? Yo al principio tampoco. Pero después del salto lo verás todo más claro.

Mypressi, café para dos de bolsillo

Mira que resulta difícil encontrar un buen café cuando sales de viaje.

Y luego las aventuras con la cafeína exótica y las aguas locales las termina pagando tu pobre sistema digestivo, que ya ves tú la culpa que tiene. Pues todo eso se ha terminado si decides añadir a tu equipaje una minicafetera portátil llamada Mypressi. ¿Desas saber más?

Una cafetera elegante, un café perfecto y grandes dosis de paciencia

Muy chulo, este diseño de cafetera obra de Tom Metcalfe. Y el café que se curra tiene muy buena pinta. Pero el proceso es demasiado laborioso para hacérselo uno mismo por la mañana en casa, no digamos para un camarero que debe hacer café para un montón de clientes. Y eso que yo me compro el café en grano y lo muelo en un molinillo de esos que estuvieron de moda cuando nuestros padres se echaban sus primeros pitillos. Pero muelo una vez cada dos semanas y hago el café a diario en la típica cafetera italiana. Aquí empiezas por tostar el grano (entre 7 y 9 minutos)… así que imagínate. Después del salto tienes un montón de imágenes y un vídeo demostrativo. No te recomiendo el vídeo si no vienes armado de paciencia: el sistema es lento y el tipo al que ponen al frente lo es más, así que para aguantarlo sin dormirte… ¡Necesitas un buen café!

Brillante cafetera Otto lleva la alquimia al arte del café [Veredicto: Sí, es la piedra filosofal de primera hora de la mañana]

Esta creación australiana sólo es apta para adictos al café como yo mismo, que necesito un par de ellos para poder ponerme en acción. ¿He dicho australiana? ¡Maldición, pensé que los italianos teníamos la exclusiva en café, cafeteras y George Clooney! Pero los australianos, no cabe duda, manejan los brillos de Photoshop con tanta soltura que sería capaz de pegarme un viaje a Australia para comprarme Otto, una cafetera que hace espressos como ella sola. Sólo se venderá en Australia, de momento, por 595 dólares australianos, unos 300 euros, y a partir del mes de enero. Mientras tanto, nos quedamos con el montón de fotos brillantes y el vídeo tipo teletienda de Otto. Después del salto.