Actualidad TI células madre

La respuesta a la calvicie podría estar en las células madre

No, lo que veis en la foto no es la mascota de Hitler, se trata de un ratón calvo al que han tratado para que le surja pelo de la nada. Aunque pudiera parecerlo, para ello no han utilizado material genético de los hombros de Roberto Dueñas, sino células madre de ratón común, con el resultado del majestuoso pelamen cogotil digno del rey león.

¿Curar la ceguera con células madre?

A pesar de que mucha gente está en contra de la experimentación con células madre, existe el creacionismo y hasta se paga a médiums para contactar con espíritus, afortunadamente para la humanidad no todo el mundo piensa así y gracias a esto se consigue progresar.

Los últimos experimentos con células madre en pacientes con cegueras incurables podrían darles una oportunidad para volver a ver en un futuro. Tenéis más detalles de este importante paso médico a continuación.

La carne de laboratorio, más cerca

“Los hombres ya no nacemos… se nos cultiva”

Los pelos como escarpias cuando Morfeo le decía esa frase al pobre de Neo en “Matrix“. Todavía no van a empezar a cultivarnos a nosotros ni a los animales, pero sí estamos un poco más cerca de que sea la propia carne la que crezca en tejidos de acumulación celular y proteínica dentro de probetas en laboratorios.

A partir de células madre el propio tejido se desarrollaría acabando por tanto con la necesidad de acabar con la vida de millones de animales de diversas especies para alimentarnos. 

Crean un ojo a partir de células madre de ratón

Ya hemos visto hacer crecer una oreja humana en el lomo de un ratón, pero esta vez se trata de un órgano mucho más complejo, un ojo, y sin necesidad de utilizar a un pobre ratón como base. Descubre a continuación más detalles de este avance médico en el uso de células madre.

Seremos como lobezno gracias a las células madre

Al parecer un proyecto piloto de la Universidad de Utah puede cambiar para siempre los tratamientos para quemaduras. Gracias a un spray creado a partir de las propias células madre del paciente el proceso de curación se mejora y acelera sustancialmente.

Pero esto es sólo el principio ya que según los investigadores del proyecto la técnica es tan simple y tan rápida que en un futuro cercano estaría disponible para cualquiera y no sólo para quemaduras.

Lentes de contacto con células madre para curar la ceguera en menos de un mes

Una noticia positiva para el jueves: tres pacientes, ciegos e un ojo, han recuperado la visión en menos de un mes gracias a unas lentes de contacto cultivadas con células madre. Los investigadores extrajeron las células madre del ojo sano, las cultivaron en lentes de contacto durante 10 días y se las pusieron a los pacientes. Sólo tardaron entre 10 y 14 días en “recolonizar” y reparar la córnea. Y hasta dicen que es simple y barato. ¿Quién dijo que investigar con células madre no era bueno? Tenéis el vídeo después del salto, aunque os aviso: hay primerísimos primeros planos de un ojo siendo tocado por instrumentos metálicos. Como los ojos de Malcolm McDowell en La naranja Mecánica, pero con más detalle.

Pekín utiliza células madre para tratamientos de belleza

Mientras en buena parte el mundo se debate sobre si debemos utilizar o no las células madre para causas mayores como el tratamiento de enfermedades degenerativas, en China han decidido dar directamente el salto a la cauda menor pero mucho más lucrativa de los tratamientos de belleza. El Centro Médico de Cirugía Plástica y Cosmética RNL Puhua, socio del hospital Pekín Tian Tan Puhua (que ayuda a pacientes de Parkinson y con la espina dorsal dañada), ha centrado su atención donde está la pasta, en la multimillonaria industria de la belleza. Más detalles, después del salto.

Japón crea el primer tejido cerebral a partir de células madre

Esta noticia podría ser realmente importante, así que destapónate los oídos del cerebro. O lo que toque: científicos japoneses del instituto Riken, respaldados por el gobierno nipón, han creado el primer tejido cerebral humano funcional a partir de células madre, en un paso que podría llevar a la curación de enfermedades como la esclerosis múltiple, la parálisis o los infartos cerebrales. Y, además, estos tejidos podría provenir de células madre no embrionarias. Más detalles, después del salto.