Actualidad TI corrupción

Internet, la nueva garganta profunda

El correo electrónico se ha convertido en protagonista de algunos de los últimos escándalos de corrupción, y la Red es también el lugar en el que los responsables públicos intentan demostrar su honradez a golpe de transparencia.

Asalto hollywoodiense a la casa de John McAfee en Belice

El antivirus McAfee es de sobra conocido por todos, lo que quizás no lo sea tanto es la residencia de su fundador John McAfee en Belice. Lo que supuestamente hasta ahora era una convivencia pacífica en la que además se dedicaba a donar grandes cantidades de dinero a la comunidad donde vive, se ha terminado convirtiendo en un asalto a su casa por una supuesta tenencia de armas ilegal, consiguiendo su libertad únicamente gracias a la embajada estadounidense.

En EEUU sí que saben cachondearse de los políticos

Aunque nos pille lejos, lo cierto es que lo que pase en las elecciones de EEUU nos afecta a todos, sobre todo porque aunque Obama no haya sido finalmente el “líder salvador del cambio” que nos vendían con el “yes we can”, viendo lo que hay al otro lado, y por la paz mundial y el bien de Internet, espero que Obama siga unos cuantos añitos más entre nosotros. Los candidatos republicanos actuales son “de lo mejorcito” y en Internet han sabido plasmarlo.

Teddy Bautista, libre aunque con cargos

El presidente del Consejo de Dirección de la SGAE ha vuelto hoy al trabajo mientras desde la organización han mostrado su completo respaldo a Bautista y a los demás encausados, reclamando el respeto de la presunción de inocencia.

El extraño caso de la conspiración de los semáforos en Italia

La tecnología no es una frontera límite para la picaresca; al contrario, es un instrumento muy útil. Aunque la conspiración de los semáforos en Italia es un caso aparte. Stefano Arrighetti, el ingeniero a cargo de la programación del sistema T-Redspeed, utilizado para controlar los semáforos de toda Italia, ha sido acusado manipular el sistema (reduciendo el tiempo de las luces ámbar), para pillar a más motoristas saltándose los semáforos. Y no sólo él: hay más de cien acusados en lo que es ya toda una conspiración, con figuras públicas, funcionarios gubernamentales y policías implicados. Lo curioso es que cualquiera que haya estado en Italia sabe que no hace falta esforzarse mucho para cazar vehículos cometiendo las más extravagantes infracciones de tráfico. Ah, mi madre patria y sus extraños casos de corrupción. Más detalles después del salto.