Actualidad TI dormitorio

La colcha Star Wars reversible, el autentico Reverso Tenebroso en tu cama


Por fin podrás dormir arropado por tus héroes o por tus villanos favoritos de la Saga Galáctica. En esta colcha tienes a los personajes “buenos” de las diversas entregas de “Star Wars” pero si eres malote o in día te sientes tentado por el Lado Oscuro de la Fuerza no tienes más que voltear la colcha. En lo que no podemos describir de otra forma que no sea Reverso Tenebroso la otra cara de la colcha incluye el elenco completo del Sith y aledaños.

La cama con aire acondicionado: noches fresquicas

Seguimos a vueltas con la manía de no pasar calor por la noche en verano. Si el aire acondicionado te reseca las mucosas o contribuye a que te resfríes, si el ventilador no te deja dormir con su ruido o no resulta suficiente para bajar la temperatura del dormitorio, y si dormir en la bañera es hasta cierto punto un alivio pero te despiertas con tortícolis puede que esta solución sea la definitiva: una cama con su propio sistema de aire acondicionado en el colchón. Lo siguiente ya tiene que ver con pasaporte y emigrar.

Cuidadín con el iPad en la cama: riesgo de piñata perjudicada

Qué razón tenía Lord Darth Vader, temible Señor Oscuro del Sith cuando ante lo flipados que estaban algunos con la Estrella de la Muerte les decía “no se ofusque con este terror tecnológico que han construido“. Y es que hay que tener mucha precaución con las nuevas tecnologías porque mal empleadas pueden ocasionar graves problemas de salud. Si no que se lo digan a esta chica taiwanesan que ha recibido una dura lección de cómo funciona la ley de la Gravedad mientras estaba tumbada en la cama usando su iPad, sosteniéndolo sobre su cara cuando… sí, ya te lo puedes imaginar… dientes a tomar viento fresco a la farola. Tenemos a continuación un vídeo sobre el desafortunado accidente.

Recorre Escocia en un híbrido de camión viejuno y dormitorio de la bisabuela

Pongámonos en situación. Tu bisabuela Jacinta, de 98 esplendorosas primaveras, ha decidido que ya está bien de Euribors, Sálvame y de que no le suban la pensión y la buena mujer ha preferido marcharse plácidamente al otro barrio a ver (o haber, que dice la muchachada de la Generación LOGSE) si allí no está la cosa tan regulera. Y decide dejarte en herencia parte de su mobiliario más viejuno. ¿Qué hacer? Pues si vivieras en Escocia y tuvieras un camión del año que inventaron la tos podrías imitar a este señor que ofrece tan insólita combinación para que los turistas puedan recorrer las Tierras Altas.

Intimidad asegurada en los momentos más íntimos

No siempre goza uno de la privacidad más adecuada en los momentos en que la necesita incluso aunque se encuentre en un lugar como el dormitorio en el que ya se supone que no hay miradas no deseadas. Pero en residencias, pisos compartidos, viajes, albergues… puedes tener un compañero en la cama de al lado de cuya vista prefieras resguardarte. Y no siempre basta con taparte con las sábanas porque se te adivinan todos tus manejos. Es el momento de desplegar Privacy Pop mantener tu dignidad a salvo.

El mueble que no te abandonará de los 0 a los 14 años

¿Una buena idea o un aburrimiento de décadas de duración? Se llama GroFurniture, algo así como “el mueble que crece” y es una especia de transformer mobiliario que se adapta a la edad del usuario y a sus necesidades. Desde la cuna de bebé al sofá para niños o el pupitre para que el adolescente haga sus deberes esto es como los puzzles, de 0 a 13 años. Dando por sentado que la criatura no se cansa un día del dichoso mueble que le acompaña desde que tiene memoria y lo usa para alimentar la chimenea.

La cama de 40.000 €… no la irás a usar sólo para dormir ¿verdad?

En ningún lugar se está como en la cama, que sirve hasta para dormir.

Pero si tienes una como este modelo llamado HiCan sería una lástima desperdiciar horas de uso y disfrute de la misma durmiendo. Tiene un completo sistema de entretenimiento multimedia integrado, un diseño de los más molón y cuesta la módica cifra de 42.000 €. Y aún hay más.

Las pelotas de ping-pong como elemento decorativo

Seguro que alguna vez te has preguntado qué utilidad podías darle a esas 25.000 pelotas de ping-pong que tienes en el desván y que no sabes qué hacer con ellas.

Pues una opción es convertirlas en objeto decorativo, como han hecho en el estudio de arquitectura Snarkitchture forrando con ellas las paredes de este dormitorio. Y aún hay más.

El dormitorio del niño más afortunado del mundo

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=RTxmTTisThY[/youtube]

Hay niños con suerte, otros con mucha suerte, niños muy afortunados… y luego está el del vídeo de esta entrada.

Puedes tener suerte y que tu padre te deje jugar a las canicas en casa sin importarle ese odioso sonido que es especialmente bien recibido a la hora de la siesta. Puedes tener mucha suerte y que tu padre además juegue contigo. Puedes ser muy afortunado y que te ayude a construir un pequeño circuito en el que las canicas se muevan hipnóticamente. Pero cuando tu dormitorio tiene integrado uno de estos recorridos que se extiende por las cuatro paredes, realizado de forma totalmente artesanal… chico, eso sí es suerte.  ¿Deseas saber más?

Un dormitorio de altos vuelos

Para las que no soportan que el marido se lleve trabajo a casa, si encima es piloto de aviación, este dormitorio debe ser una tortura.

Claro, que también pude ser una buena idea de ir perdiéndole el miedo a volar. Y cambiarlo por el miedo a que se te caiga la cabina de mandos de un avión en la cabeza, que también debe hacer pupa. ¿Deseas saber más?

Así es el dormitorio de la tripulación en la Estación Espacial Internacional

El astronauta Mike Fincke ha grabado un vídeo con una e las zonas más desconocidas de la Estación Espacial Internacional: los dormitorios de la tripulación. Él dice: “aquí es donde sucede la magia”. No sé si hay algo de magia en ello, pero una cosa está clara: teniendo en cuenta el portátil que tiene ahí, podemos dar por sentado que la vida sexual de los frikis tecnológicos es igual en la tierra que en el espacio. Tienes el vídeo después del salto.