Actualidad TI extraterrestres

El “hombre de hierro” encontrado por los nazis en el Tibet es de origen extraterrestre

Antes de que empecéis a pensar que nos hemos subido en alguna nave del misterio, unas lecciones de Historia. Si vísteis la película “Siete años en el Tíbet” recordaréis que la Alemania nazi envió alguna que otra expedición a aquellos remotos y helados parajes del Himalaya. Y también es conocida la afición de algunos jerarcas de la época por todo lo que tuviese la más mínima relación con lo esotérico. Además de para servir de excusa argumental en películas como “En busca del arca perdida” querían tener cuantos objetos místicos pudiesen encontrar y uno de los más singulares fue una figura de un soldado, realizada en algún mineral metálico que ahora, tras un exhaustivo análisis científico, ha resultado estar hecho en material procedente de algún meteorito. No, no es que la figura la hayan hecho los extraterrestres sino que el material en el que fue esculpido procede de otro planeta.

35º aniversario de “Wow!”: el día que no estuvimos solos en el Universo

Si recordáis la película “Contact“, basada en una novela del célebre científico y divulgador Carl Sagan, todo arrancaba de la detección de una señal de radio proveniente del espacio que tenía una particular forma de distinguirse del habitual ruido interestelar. Pues bien, hace hoy 35 años la Tierra recibió una señal que también se apartaba de todo lo que suele venir en forma de ondas de radio desde el espacio. Duró 72 segundos y nunca se ha vuelto a repetir, el investigador que la descubrió anotó junto a la transcripción de la misma una ológrafa exclamación (“Wow!”, traducible por ¡guau! o ¡vaya!) que ha pasado a la historia al reflejar la emoción de haber detectado una supuesta prueba de que el hombre no estaba solo en el Universo.

65 años del incidente de Roswell [Veredicto: I want to believe]

Corría el nueve de julio de 1947 en la hasta entonces anónima y tranquila localidad de Roswell, en el estado norteamericano de Nuevo México. Algo cayó del cielo a la tierra. En pocas horas se sucedieron versiones contradictorias sobre la naturaleza de los restos dispersos por una granja y que no se parecían a nada que conocieran las gentes del lugar, se afirmó que eran restos de un globo sonda meteorológico, de un globo sonda con el que se pretendía espiar a los soviéticos desde las altas capas de la atmósfera, que se trataba de un avión experimental secreto e incluso hubo quien dijo (y así se publicó en titulares de la prensa de esos días) que se trataba de “un platillo volante“. Había nacido el incidente de Roswell, el más famoso caso supuestamente relacionado con una visita alienígena a nuestro planeta.

Así podría ser la vida en Marte

Cuando pensamos en la vida en Marte acuden a nuestra mente las típicas imágenes de marcianitos verdes, pero todo apunta a que va a ser que no. Las evidencias científicas apuntan a que en el caso de llegar a descubrir vida en nuestro vecino planeta rojo se parecerán mucho más a lo que aparece en la fotografía, unos microbios extremófilos recientemente descubiertos en el inhóspito hábitat del desierto chileno de Atacama.

Dos científicos proponen buscar rastro de extraterrestres en la Luna

Arthur C. Clarke escribió en 1948 un relato titulado “El centinela” que anticipaba la base de lo que posteriormente se convertiría en el guión de “2001, una odisea del espacio“, escrito a medias con el director de la película homónima, Stanley Kubrick.

En dicho relato el protagonista descubría en un escarpado repecho montañoso de la Luna una pirámide rodeada de un campo de fuerza que al atravesarlo disparaba una alarma, una señal enviada a una antiquísima civilización que millones de años atrás pasó por este rincón del Universo y como sistema de alerta por si alguna vez del fango primigenio de la Tierra salía alguna forma de vida inteligente decidió colocar un “detector” no en la superficie del planeta, donde podría ser activado de manera accidental, sino en nuestro satélite, al que llegaríamos si alguna vez aquí se desarrollaba una forma de vida que fuera inteligente y capaz de alcanzar un grado de avance tecnológico que le permitiera salir del planeta y además fuese tan civilizada como para emplear ese nivel tecnológico para el viaje interplanetario en vez de para la autodestrucción.

Por eso ahora hay científicos que abogan por la búsqueda de artefactos alienígenas en la Luna.

Es oficial: el Gobierno USA no ha establecido contacto con ET

Al final la Casa Blanca ha tenido que dar un paso al frente y realizar una declaración oficial.

Tras un par de peticiones avalada por más de 42.000 firmas de ciudadanos que pedían a su Gobierno una respuesta sobre los rumores que duran ya más de medio siglo sobre contactos con civilizaciones extraterrestres el Gobierno de los Estados Unidos de América ha declarado oficialmente que no ha habido contacto con nadie que no haya nacido en este planeta… pero lo están intentando.

Millones de conspiranóicos han exclamado al unísono “claaaaro”.

El gran hallazgo de la NASA: los "extraterrestres" ya están entre nosotros… y están hechos de arsénico

A punto de que dé inicio la rueda de prensa convocada por la NASA ya circula por Internet información sobre el contenido de la misma.

Tal y como se apuntaba desde algunas opiniones la noticia no sería que se tienen evidencias de alguna forma de vida fuera de la Tierra sino que se habría confirmado la existencia en nuestro propio planeta de formas de vida que contradicen todo lo que hasta el momento se tenía como base imprescindible para la misma. Esto tendría relación con los extremófilos, organismos capaces de desarrollarse en condiciones de presión y temperatura extremas (por ejemplo, en medio de las fumarolas volcánicas submarinas) en ausencia de luz y oxígeno.

El nuevo y decisivo descubrimiento estaría relacionado con la materia de la que estaría compuesto el ADN de estos organismos, que no tendría una base de fósforo, como el resto de los seres vivos de la Tierra, sino de arsénico. Esta sustancia se encuentra en gran cantidad en Titán, la mayor de las lunas de Saturno, por lo que se abriría todo un campo a la especulación con mayor fundamento en torno a la posible existencia de vida allí. ¿Deseas saber más?

A los extraterrestres también les gusta el café

¿Y si en Roswell no hubiese caido una nave alienígena por casualidad? ¿Y si las civilizaciones precolombinas realmente hubieran mantenido contactos con seres de otros planetas? ¿Y si el secreto estuviera en cierta bebida obtenida de extractos de semillas de cierta planta popularizada por Juan Valdés y su burrica? ¿Y si fruto de esa transferencia de conocimientos algunas máquinas de café hubieran adoptado diseños inspirados por los aficionados a esta bebida venidos de las estrellas? Eso lo explicaría todo. ¿Deseas saber más?

Aparece otra espiral en el cielo nocturno, esta vez en Australia

Ponte en situación: eres un aborigen australiano, de los que han permanecido con sus costumbres tradicionales. Es de noche. De repente, ves una gran luz dibujando espirales en el cielo. ¿Piensas que ha descendido un mensajero celestial? ¿Que los extraterrestres nos mandan señales? ¿O que está provocada por la caída de la primera fase del SpaceX Falcon 9, un cohete privado? Porque parece que esa es su explicación, como lo que pasó en Noruega. Puedes verlo en vídeo tras dar el espiral salto.

Stephen Hawking nos dice que no hablemos con alienígenas

Stephen Hawking, uno de los más brillantes científicos que existen, tiene un mensaje que dar a todos aquellos que quieren ponerse en contacto con vida  extraterrestre: “No habléis a los extraterrestres“. ¡En serio! El motivo de esto es que si existiera vida inteligente y más avanzada que la nuestra, el escenario podría no ser muy distinto a cuando Cristóbal Colón llegó a América y se encontró con los nativos americanos, los cuales no salieron muy bien parados. Podéis leer más de sus afirmaciones tras dar el salto.

Mariposas extraterrestres en la Estación Espacial Internacional

Estas mariposas son, a su modo, extraterrestres. Eran larvas de seis días cuando partieron, el pasado 10 de noviembre, hacia la Estación Espacial Internacional, como parte del experimento STS-129 “Butterflies in Space”. Probablemente hayan flipado con la ausencia de gravedad, como los astronautas habrán flipado con ellas. Después del salto tienes más imágenes de este hito.

El Hubble podría haber encontrado señales de vida extraterrestre

Parece que, después de todo, el Hubble no sólo sirve para darnos hermosas imágenes de estrellas y galaxias lejanas, sino podría ser clave en la búsqueda de vida extraterrestre. Una nueva técnica desarrollada por Mark Swain, científico del Jet Propulsion laboratory que tiene la NASA en Pasadena, California, ha permitido al Hubble encontrar CO2, una de las sustancias imprescindibles para el desarrollo de vida, en un planeta del tamaño de Júpiter llamado HD189733b. Así lo cuenta la NASA: