Actualidad TI instrumentos

La guitarra eléctrica (completamente funcional) más pequeña del mundo

De nada sirve construir algo muy pequeño si luego necesitas dedetes de liliputiense para manejarlo. Por eso el fabricante de esta guitarra eléctrica reducida a la mínima expresión ha decidido prescindir de todo lo que supone un impedimento físico para poder disponer de uno de estos instrumentos perfectamente operativo, ideal para viajar con él sin tener que acarrear el habitual estuche pero que aun así se pueda manejar sin excesivas diferencias con respecto a una guitarra normal. Y parece que lo han conseguido. Con menos de 73 cms. de longitud esta guitarra cabe en más de una maleta o a las malas en un estuche que no supone un incordio habitual para quien ya lleva un equipaje de cierta consideración.

Percusión para guitarristas con la "mini tabla de lavado" Pik'N Board

Tradicionalmente el guitarrista solista no tiene más acompañamiento de percusión que cuando golpea con los pies en el suelo llevando el ritmo o cuando ocasionalmente da algún golpecito sobre la superficie del cuerpo de la guitarra a modo de caja de resonancia.

Un nuevo tipo de acmpañamiento de percusión nos ofrece Pik’N Board, un complemento que se adhiere junto a las cuerdas de la guitarra, al final del recorrido que realizan los dedos al ejecutar un riff y que con la técnica adecuada puede contribuir a dotar de más ritmo tus interpretaciones. Tenemos un vídeo del invento en acción tras el salto. Y aún hay más.

Camiseta Exploded Explosion: una prenda para honrar a Paco Pil

Hubo una época en la que los ritmos electrónicos de la movida madrileña y un género llamado “bakalao” llegaron a cruzarse. Era un tiempo de sintetizadores, ropas horteras y pelos cardados que comenzaban a raparse. Para homenajear esta era, para algunos gloriosa, se lanza esta camiseta cuyo nombre nos recuerda inevitablemente a un tema de

¿Sueñan los androides con instrumentos eléctricos?

Desde los Abba y el Consorcio no veíamos un grupo con movimientos tan “artificiales” como éste. Georgia Tech dispone de su propia formación musical robótica dentro de su Centro Tecnológico Musical. ¿Qué significa esto? Mmmmm…básicamente que un grupo de hippies trajeados afortunados están percibiendo una ayudita gubernamental para formar conciertos amateurs de darbukas con sus coleguitas cibernéticos. En el vídeo que verás tras el salto dos robots demuestran sus habilidades para improvisar ritmos con diferentes instrumentos.