Actualidad TI lata

Disfrutar de cortes imposibles a cámara lenta

Yo ya he perdido la cuenta de cuantas cabezas de zombies, vampiros y monstruos varios o malos he visto ya cortar en películas y videojuegos. Pero ahora gracias a un cuchillo Kramer y la gente de Popular Science podemos disfrutar, en cámara lenta, de la verdadera experiencia de cortar algo repleto de líquido. Vale, no es sangre, pero con un poco de imaginación seguro que podemos hacernos una idea de que le pasaría a algo que no fuera una botella de agua o una lata.

Altavoces incombustibles para dar bien la lata

Sonido de 98 octanos.

Eso es lo que podría salir de estos altavoces que utilizan como caja de resonancia una lata de combustible.

Obra del diseñador Ben Parker tienen un precio de más de 300 € pero también puedes quedarte con el concepto, buscar un par de bidones metálicos (unos 30€) y entretenerte bricolájicamente en estas ociosas tardes estivales. Y aún hay más.

Aumenta el nivel de tus botellones con el whisky en lata

Si creías que el cartón de vino era toda una revolución para botellones y borrachos callejeros, todavía no has visto nada, por fin llega la solución para poder beber licores sin peligro de que tu estado etílico te lleve a romper las botellas contra la cabeza de uno de tus amigos a modo de pelea de Saloon. Descubre el whisky enlatado tras el salto.

Candwich: cómo recibir inversiones para tu idea loca haciendo creer que tus negocios son serios

El Candwich podría haber sido un invento muy prometedor. Su principal inversor (un tal Travis L. Wright) decía que podía ser la nueva Coca-Cola (y, ciertamente el hecho de meter un sándwich en una lata -can, en inglés, de ahí el nombre- le hacía tener, al menos una coincidencia con la famosa bebida). El problema viene cuando para recaudar dinero para tus locas ideas, haces creer a los demás que están invirtiendo en propiedades inmobiliarias y ofreces un 24% de retorno de intereses. Probablemente esto sería una mera anécdota de no ser porque el “pobre” de Travis consiguió, de diversos inversores, 145 millones de dólares en ochos años. Te damos más información y te contamos en qué se gastó el dinero tras el monetario salto.