Actualidad TI Ojo

EyeRing, el ojo digital para ciegos

A pesar de que se están investigando numerosos sistemas para que los ciegos puedan volver a ver, lo cierto es que hoy en día hay pocas soluciones sencillas, baratas y reales que les faciliten la vida. Gracias a los smartphones vamos viendo poco a poco aplicaciones muy útiles, aunque bien es cierto que manipular un smartphone no es algo tan sencillo si eres ciego. Por ello ha surgido EyeRing, un anillo con una cámara y un botón que se conecta inalámbricamente a un smartphone para “ver” el entorno.

Se acabaron las contraseñas: tu ojo es tu password

Carole Bouquet le decía a Roger Moore aquello de “sólo para tus ojos” en la película homónima de la saga James Bond.

Y quizá en no mucho tiempo sean nuestros ojos quienes nos franquéen el uso y acceso de dispositivos varios. Ya no habrá que memorizar contraseñas, PINs, passwords, ni siquiera la última moda, los trazos sobre una trama de puntos en la pantalla táctil de los terminales. Bastará una miradita, un guiño tal vez, y las barreras caerán ante nosotros como un madurito interesante ante el guiño pícaro de una jovencita de buen ver. Y aún hay más.

Sensores de presión ocular solares e inalámbricos para tratar el glaucoma

Científicos de la Universidad de Michigan están desarrollando un nuevo sensor minúsculo que podría revolucionar el tratamiento del glaucoma al permitir una medida más precisa de la presión ocular y ofrecer un registro de la misma cada 15 minutos.

Vale, el sensor no tiene una pinta tan cybercool como el que sale en la foto, que es un simple ejemplo, pero la tecnología que se usa para hacerlo posible supone un gran avance.

Crean un ojo a partir de células madre de ratón

Ya hemos visto hacer crecer una oreja humana en el lomo de un ratón, pero esta vez se trata de un órgano mucho más complejo, un ojo, y sin necesidad de utilizar a un pobre ratón como base. Descubre a continuación más detalles de este avance médico en el uso de células madre.

La mentira se ve en los ojos

Una alternativa al polígrafo ha sido desarrollada por unos investigadores de la Universidad de Utah. Básicamente, analizan los movimientos del ojo para saber si una persona está mintiendo. Cuando la persona evaluada hace un test de verdadero o falso en un ordenador, se mide el tamaño pupilar, el tiempo de lectura y relectura, así como los errores al responder. Te contamos cómo se sabe si una persona está mintiendo con esta nueva idea, tras el salto.

Implante telescópico para el ojo ayuda a recuperar la visión

Siempre digo que hoy día no me creo nada, y que a la vez me creo cualquier cosa. Y este es un ejemplo de ello. Lo diré rápido: zoom ocular. También puedes llamarlo implante magnificador de visión. O directamente “ojo telescópico”. Aumentará lo que ves entre 2’2 y 2’7 veces. Y lo que es más increíble, acaba de ser aprobado por el FDA, el Departamento de Control de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos. Hasta aquí, lo impresionante. Tras el salto, las cosas en su sitio.

Recuperando la visión con un ojo biónico

Investigadores australianos (esos que tenemos bajo nuestros pies) han desarrollado un ojo biónico, llamado “wide-view neurostimulator” o “estimulador de visión amplia”. Es un prototipo, y trata de una serie de electrodos que implantados en el ojo, que mandan impulsos eléctricos directamente a las neuronas de la retina. Más información y cómo vería su usuario, tras el salto.

Dale vidilla a tu hogar: un ojo en la mirilla, una oreja en el interfono

Aunque no llega a ser gore, sí resulta inquietante este concepto de Victor Kutuzov, sobre todo por el ojo sangrante. No puedo evitar acordarme de Buñuel, no sólo por el inicio de Un perro andaluz, sino por el objeto punzante en la cerradura de Él (cuando al otro lado podía haber alguien mirando)… Respecto a la oreja, Yanko habla de la de Van Gogh, pero por aquí suena demasiado popero. En cualquier caso, el sistema completo se llama Intercom: el ojo esconde una cámara y la oreja el interfono. Por cierto que el ojo tiene un círculo verde si aceptas la visita y rojo si la rechazas. ¡Pura Xbox! Más imágenes, después del salto.

Ponle un cuello a tu webcam y quizás sea capaz de ganarte al Pong

Reconócelo, eres un nostálgico (por no decir sexagenario) y adoras jugar al Pong, pero no tienes hijos, hermanos, amigos o compañeros de piso que estén por la labor. Como tú, el diseñador holandés Ivo Vos tenía el mismo problema, por lo que en 2006 creó un robot que satisficiera su afición. Para ello usó una web cam con forma de ojo, a la que le incorporó cuello telescópico y dos apéndices parecidos a unos sellos que ejercen de dedos. Comprueba cómo funciona tras el salto de rigor.